Las obras sociales que atraviesan una profunda crisis de financiamiento y solvencia se desayunaron hoy con un nuevo costo que deberán cumplimentar. Desde mañana, los agentes del seguro de la salud tendrán que cubrir al 100% a los análogos de la gonadotrofina, en el marco del Programa Médico Obligatorio (PMO). Son productos que cuestan hasta $251.6 mil (u$s 2.3 mil).

El Programa Médico Obligatorio -PMO- sigue trayendo novedades en esta era de pandemia. En el momento en que obras sociales y prepagas le sacan punta al lápiz para cubrir sus costos, el Estado sumó ahora un nuevo tipo de tratamiento al que se le debe brindar cobertura.

Los que se suman al PMO que nació en el año 1996, son los medicamentos indicados para el tratamiento de la Pubertad Precoz Central (PCC). Según lo detallado por las autoridades sanitarias, a partir de mañana martes 7 de diciembre, los agentes del seguro de salud y las empresas de medicina prepaga tendrán que cubrir al 100% los análogos de la gonadotrofina. Se trata de aquellos productos basados en acetato de leuprolida; triptorelina; y triptorelina pamoato e indicados para la PCC, que produce la aparición progresiva de caracteres sexuales a edades tempranas -antes de los 8 años en niñas y de los 9 en niños-. Ver Resolución 3437.

A mediados de este año, las entidades nucleadas en la UAS pusieron el dedo en la llaga. Entre otros reclamos, hicieron referencia a los nuevos capítulos que se van agregando al PMO, sin definir el origen de su pertinente financiamiento. La última incorporación clave llegó de la mano de los productos relacionados a la fibrosis quística. Fue en agosto del 2020 cuando se sancionó la ley 27.552, la que incluyó en el PMO al medicamento de ultra alto costo, Trikafta, entre otros.

De acuerdo al listado anexado a la normativa publicada en el Boletín Oficial, se incluyeron un total de 12 presentaciones de un conjunto de cinco laboratorios. Las mismas figuran a un precio oficial de lista que va entre los $24.8 mil (u$s 232) y los $251.6 mil (u$s 2.360).

En el renglón correspondiente a acetato de leuprolida figuran el inyectable Lectrum -3; 3,75; y 7,5 mg-, de la suiza Novartis; el polvo liofilizado Eligard -45; 22,5; y 7,5- del nacional Raffo; la suspensión extemporánea Lutrate 3,75 mg, del nacional GP Pharm; y el polvo liofilizado Leprid, de LKM, hoy en manos de Biotoscana, propiedad de la canadiense Knight TherapeuticsVer anexo.

Además se consignan la solución inyectable Gonapeptyl Daily y el polvo liofilizado Gonapeptyl Depot, ambos de la suiza Ferring y basados en triptorelina 95,6 mcg y 3,75 mg. También el polvo liofilizado Decapeptyl Retard, del nacional Raffo a base de triptorelina pamoato 3,75 mg; y 11,25 mg.

En junio de este 2021, la Unión Argentina de Salud -UAS- había salido con los tapones de punta mediante una conferencia de prensa en la que pasó en limpio la crisis de financiamiento que afecta al sistema de salud. En aquel momento se explicó que «Los informes técnicos surgidos del propio Gobierno e inclusive Decretos del Poder Ejecutivo, acreditan que la situación técnica de atraso es gigante y la sustentabilidad ha dejado de ser una opción para las organizaciones». También denunciaron que «desde el Congreso de la Nación se siguen incorporando más prestaciones al Programa Médico Obligatorio, sin mencionar en ningún caso el origen del financiamiento para afrontarlo». Ver artículo «Prepagas con los tapones de punta: PMO y más»

u$s 1 = $106,64 (Cotización BCRA al lunes 06/12/2021)

Prepagas con los tapones de punta: PMO y más

Reglamentación de la «Ley Trikafta» aprobada

Se suman marcas y polémicas al PMO. Enterate. #Medicamentos #PMO #Cobertura #SeguridadSocial #PubertadPrecoz #Gonadotrofina #Farma #Pharmabiz

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre