En este noviembre en el que el ASPO llegó a su fin, hay distintas actividades que están volviendo al ruedo. Así por caso esta semana la ANMAT avisó que se podrá iniciar o retomar el reclutamiento de personas sanas para estudios clínicos.

Los estudios clínicos se convirtieron en una de las estrellas de la temporada a raíz del impulso que tomaron de la mano de las investigaciones en torno a las potenciales vacunas anti COVID-19.

Se trata de estudios en general financiados por laboratorios multinacionales y que históricamente han tenido una receptividad negativa por parte de la opinión pública en función de sus etapas de experimentación y prueba.

Pero en este 2020 todo parece indicar que esta realidad está cambiando de forma significativa. La industria de las «chimeneas sin humo» podría tener un antes y un después, tras este año de cuarentena. Esto es en función de que miles de argentinos se anotaron por motu propio a fin de colaborar de forma concreta con el hallazgo final de una vacuna.

Los laboratorios multinacionales llevan adelante en la Argentina una gran gama de ensayos de fase II y III. En el país coexiste una mega estructura que se apoya en las empresas conocidas como CRO -Contract Research Organization-, las que están nucleadas en la cámara CAOIC.

Aunque en esta parte del año además de estos ensayos que tomaron gran notoriedad mediática, ahora la ANMAT le abrió el grifo al total espectro de los clinical trials que se realizan en el país.

Desde esta semana la agencia local autorizó a los laboratorios a retomar o iniciar el enrolamiento de personas sanas para llevar adelante estudios de farmacología clínica. Así el organismo suspendió temporalmente la medida que había sido adoptada el 20 de marzo y que había interrumpido las actividades de reclutamiento en función de la pandemia del COVID-19. Ver comunicado.

Sin embargo, la agencia regulatoria local detalló que debido «al dinamismo que pueda generar el impacto de la pandemia», la decisión está supeditada a la evolución de las necesidades epidemiológicas.

A su vez, la ANMAT explicó que todas las partes involucradas en los ensayos deberán evaluar continuamente las distintas variables que pueden impactar en los trials. Por caso, el contexto sociosanitario y epidemiológico local, la disponibilidad de personal, el transporte, la ubicación, las condiciones del centro de investigación, entre otras.

Los ensayos clínicos extra COVID-19 vuelven al ruedo. #EstudiosClínicos #ANMAT #Laboratorios #CRO #CAOIC #EnsayosClínicos #Farma #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre