El ministro de Economía Martín Guzmán defendió el demorado Presupuesto 2022 ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados para su aprobación. El renglón de Salud representaría en el 2022 un 0,6% del PBI. Esto incluye el presupuesto para cada programa; la adquisición de vacunas para COVID-19; nuevas prestaciones de medicamentos especiales y de alto costo, entre otros puntos.

Las partidas destinadas a los distintos programas que cubren medicamentos, tecnologías médicas y otros productos relacionados con la salud adquieren creciente vigor en cada Presupuesto General de la Administración Nacional.

Y a pesar de que para el 2022, los desembolsos previstos para esta clase de renglones anticipan un descenso del -0.2 puntos porcentuales respecto del 2021, cuando el área de Salud significaba el 0,8% del PBI, los variados programas siguen vigentes contemplando a su vez novedades.

Estas cifras las expuso ayer el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados. El funcionario explicó que el capítulo de la Salud representaría un 0.6% del PBI. Esto significa 0.3 p.p. por encima del presupuesto de 2019; y -0.1 p.p. respecto del 2020. Ver comunicado Diputados. Ver YouTube

Guzmán detalló que la caída respecto a 2020 y 2021 está vinculada a la inversión ya realizada en hospitales y a la adecuación de la infraestructura por los protocolos asociados a la pandemia, así como se fundamentan en la baja del precio de las vacunasVer artículo Presupuesto 2021: ya computa vacuna COVID-19

Yendo al grano, y desglosando las principales partidas de Salud, se identifica que el presupuesto 2022 prevé un desembolso de $169 mil millones (u$s 1.573 millones) para el ítem Vacunas e Insumos. De esa cifra, el 68% -es decir, $115 mil millones (u$s 1.070 millones)- se destinarán a la compra de 80 millones de dosis de vacunas anti COVID-19. El resto será imputado a la adquisición de 5 millones de neokits y de 700 mil tests de antígenos, además de las tradicionales vacunas que están incluidas en el Calendario Nacional.

En cuanto a los programas que funcionan bajo la órbita de la cartera de Salud, se proyectó para el 2022 una inyección de al menos $69 mil millones (u$s 642.5 millones). De esa cifra, $18 mil millones (u$s 167.6 millones) serán direccionados al programa REMEDIAR. Será para la adquisición y distribución de 35 millones de tratamientos; a la vez que se consignan nuevas prestaciones de medicamentos especiales y de alto precio.

Según la presentación, el área que da respuesta al VIH y a otras enfermedades manejará un presupuesto de $9 mil millones (u$s 83.8 millones), lo que incluye a su vez cambios en el vademécum respecto del 2021. También figura el programa SUMAR, en conjunto contarán de $18 mil millones (u$s 167 millones); y los programas REDES y PROTEGER en conjunto contarán con $13 mil millones (u$s 121 millones). En tanto, la oficina de Abordaje por curso de vida que cubre la entrega de 7 millones de fórmulas infantiles fortificadas y acciones vinculadas al Programa 1.000 Días, recibirá una suma proyectada de $11 mil millones (u$s 102.4 millones). Al renglón de Hospitales le corresponderán $58 mil millones (u$s 540 millones).

A diferencia del año pasado, cuando en el Parlamento se había desglosado la partida presupuestaria destinada a Patologías Específicas, en donde se incluía la atención y los medicamentos indicados para fibrosis quística, en la exposición de ayer no se detallaron los números para este apartado.

Escenario macroeconómico

Para el contexto país, la cartera de Hacienda prevé para 2022 un escenario macroeconómico con crecimientos del 4% en el PBI; del 4,6% en el consumo privado; del 3,1% en el consumo público y del 6,6% en la inversión. Por otro lado, se estima un salto del 7,5% en las exportaciones y del 9,4% en las importaciones. De acuerdo al presupuesto 2022, el saldo comercial alcanzaría a u$s 9.323 millones, por debajo de los u$s 12.878 millones proyectados para el año en curso.

Por otro lado, el tipo de cambio nominal llegaría a $131,1 por dólar a fines de 2022 y el índice de precios al consumidor crecería 33%. En tanto, los salarios subirían 38,3% nominalmente y un 4% en términos reales.

La presentación en el Congreso se dilató en el marco de las negociaciones con el FMI. Sin embargo, las proyecciones para el 2022 finalmente se dieron a conocer antes de lograrse un acuerdo con el organismo, por lo que los ítems podrían verse afectados según la resolución de la deuda.

De todas maneras, el documento estima una inflación anual del 33%, cercana a la del 29% definida para este 2021, que fue superada en solo siete meses. De hecho, en lo que va de este año, hasta octubre, la variación acumulada del IPC alcanzó el 41,8%. Ahora, se espera que pasado mañana se apruebe en la Cámara Baja. Y, durante la semana de Navidad, podría encontrarse la sanción del Senado. Ver artículo INDEC: inflación del 3,5% en octubre.

u$s 1 = $107,38 (Cotización BCRA al lunes 13/12/2021)

Partida por partida: análisis de Pharmabiz. #Presupuesto #Partidas #ProgramasSalud #MinistroGuzmán #Medicamentos #Farma #Pharmabiz

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre