El conflicto que enfrentaba a las distintas cámaras empresarias del sector de la salud y el gremio FATSA finalmente encontró un punto de acuerdo. El sindicato liderado por Héctor Daer y Carlos West Ocampo cerró las negociaciones al aceptar un aumento que se aproxima bastante a la proyección inflacionaria anual del 48% del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central de la República Argentina para el período junio 2020 – junio 2021.

A pesar de que el personal que forma parte de clínicas, sanatorios y hospitales fue el gran protagonista durante la pandemia del COVID-19, paradójicamente, no había logrado una actualización salarial durante este 2021.

El argumento que llegaba desde el sector empresario, afirmaba que el veto del gobierno al aumento de las cuotas de los asociados y por tanto, la merma en los ingresos, impedía conceder cualquier tiempo de mejora salarial.

Sin embargo, todo se destrabó luego de que desde el Poder Ejecutivo se le diera luz verde a un triple aumento para las cuotas de agosto, septiembre y octubre mediante la edición del Boletín Oficial de hoy.

El acuerdo tomó forma además en el marco de la escalada de medidas de fuerza planteada por la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina, que durante el corriente mes incluyó movilizaciones y huelgas nacionales, que afectaron a clínicas, sanatorios, hospitales de comunidad, y geriátricos. Además, en la previa a la firma del acuerdo, justo cuando vencía la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, el sindicato había decidido redoblar la presión y convocar a un paro nacional con movilización para el próximo miércoles 4 de agosto, medida que quedó descartada con el entendimiento sellado anoche a última hora.

Ahora ya está todo formalizado y los papeles determinan que un enfermero de piso perciba $72.700 (u$s 711,3) en el mes de septiembre; $78.300 (u$s 766,2) en noviembre y $81.100 (u$s 793,6) en febrero del 2022. Una instrumentadora por caso tendrá un salario de $78.200 (u$s 765,2) en septiembre; de $84.200 (u$s 824,0) en noviembre y de $87.200 (u$s 853,4) en febrero del año próximo. Para todo el personal, –los aumentos se escalonan de la siguiente manera: 15% en julio; 15% en septiembre; 10% en noviembre; y 5% en febrero del próximo año. Ver Convenio Colectivo.

Los que pusieron el sello fueron José Sanchez Rivas por la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA); Jorge Cherro y Guillermo Lorenzo por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA); Emilio De Fazio y Jorge Repetti, por la Cámara Argentina de Clínicas y Establecimientos Psiquiátricos (CACEP); Juan Minguez por la Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos (AAEG); y Mario Lugones por la Cámara Argentina de Entidades Prestadoras de Salud (CEPSAL).

La autorización para aumentar las cuotas de las prepagas se desglosa de la siguiente forma: 9% en agosto; 9% en septiembre; otro 9% en octubre y, por último, un 9% a partir del 1º de enero de 2022. Estos incrementos son complementarios y acumulativos, ya que se aplican sobre la cuota aumentada del mes anterior, y se agregan a la suba acumulada del 13,5 % durante el 2021. Ver artículo «Prepagas: luz verde para aumentos»

u$s 1 = $102,06 (Cotización BCRA al viernes 30/07/2021)

 

FATSA: marcha por paritarias

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre