Son casi 30 firmas locales como internacionales que se aliaron para otorgar descuentos. La medida, por el momento, alcanza a Salta, Rosario y San Juan.

Andómaco, Astra Zeneca, Aventis, Bagó, Boehringer Ingelheim, Bristol Myers Squibb, Gador, Janssen-Cilag, Novartis, Novo Nordisk, Phoenix, Roche, Roemmers y Schering AG son algunos de los laboratorios que ya se largaron con un nuevo sistema para otorgar descuentos a los consumidores.

Desde esta semana, todas las farmacias privadas de la provincia de Salta, tanto asociadas a la Cámara de Propietarios como al Colegio de Farmacéuticos, pondrán en vigencia una nueva modalidad de descuento a la que bautizaron «Recetario Solidario».

Es un instrumento que estará disponible para los usuarios de la obra social provincial que nuclea 250 mil afiliados, y que hoy está prestando servicio sólo a través de una farmacia en todo Salta. También podrán hacer uso del «Recetario Solidario» todos aquellos que no tengan cobertura de salud de ningún tipo.

Los consumidores obtendrán un 30% de descuento para los productos que conforman alrededor del 65% del total de los medicamentos bajo receta que se comercializan en el país. Las primeras plazas en las que se larga este nuevo esquema de comercialización son Rosario, Salta y San Juan.

Proyecciones

Julio Álvarez, de la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias dijo a INFOBAE Diario que parte del aporte para que el medicamento llegue a más bajo precio lo estará realizando la industria -a través de 27 laboratorios– y el otro porcentaje lo harán las farmacias, resignando parte de su rentabilidad.

La idea es probarlo durante 30 o 60 días para, si todo resulta favorable, extenderlo a todo el país, fundamentalmente en las provincias en las que las obras sociales provinciales están más complicadas.

Por su parte, Jorge Roldán, vicepresidente de la Cámara de Propietarios de Farmacias de Salta agregó que los agentes de propaganda médica distribuirán el «Recetario Solidario» entre los consultorios médicos y las instituciones de salud. En total, tienen asignados 12.500 para la provincia norteña. En cada receta, junto a los datos del paciente, el médico podrá indicar hasta 3 remedios, por su nombre comercial, sin límite de cantidad, para el caso de quienes siguen con tratamientos prolongados. Ya con la receta en mano, el paciente simplemente puede ir a cualquier farmacia y en el acto obtiene el descuento.

Un nicho que crece

Los ejecutivos de las cámaras farmacéuticas señalan que en este punto radica una de las diferencias básicas con el Vale Salud, otro sistema de descuento que el consumidor puede adquirir por dos pesos y luego entregarlo en las farmacias consigue rebajas de hasta 40 por ciento.

Vale Salud fue otra iniciativa que salió al mercado en septiembre del año pasado de la mano de Roemmers, Bagó, Gador, Phoenix, Casasco, Elea, Poen, Elisium y Montpellier.

Los mismos laboratorios ahora están en el «Recetario Solidario». En el futuro puede que convivan ambos sistemas al mismo tiempo, aunque por ahora el Vale Salud está circunscripto sólo a Capital y Gran Buenos Aires.

Por Cristina Kroll

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre