St. Jude ya se integró por completo a Abbott, incluso en la Argentina. En esta migración también se integró todo su equipo, el que seguirá encabezado por Claudio Iglesias.

La norteamericana Abbott completó la adquisición de la compañía de tecnología médica St. Jude en enero pasado. Ver artículo

Y a la velocidad de la luz, la firma ya se integró por completo a su nueva corporación madre, incluso en el país, donde St. Jude opera desde hace casi 15 años.

En esta migración también se integró todo su equipo. El mismo se mantiene intacto al momento y seguirá encabezado por el argentino Claudio Iglesias, quien ya actuaba como gerente general de St. Jude. El ejecutivo le reporta a Frank Fernandez, quien es la cabeza de St. Jude para Latam y Canadá.

A fines del 2015, St. Jude Medical recibió el visto bueno de la ANMAT para su dispositivo médico Nanostim, el primer marcapasos sin cables.

Por ahora la compañía mantendrá autonomía de Abbott y seguirá operando en oficinas separadas. En la propia Abbott local, incluso, hay bastante desconocimiento sobre el rumbo de esta operación y no está claro quien será el jefe de Abbott del que dependerá esta unidad de negocio en el futuro.

St. Jude Medical comercializa marcapasos, catéteres y válvulas. De hecho, a fines del 2015 en la Argentina, la firma recibió el OK de la ANMAT para comercializar Nanostim, el primer marcapasos inalámbrico. Ver dispo ANMAT

St. Jude está ubicada en Viamonte al 1600, en pleno centro porteño. La empresa había firmado con Abbott su primer deal de acuerdo en abril del 2016. La transacción se cerró por un monto cercano a los u$s 25 mil millones. Ver press release

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre