Dove no se quiso quedar afuera de la pavada del Mannequin Challenge. Pero por lo menos le metió algo de contenido.

La angloholandesa Unilever no se quiso quedar afuera de la «pavada» del mannequin challenge.

Aunque por lo menos, la multi le metió un poco más de creatividad para su su marca Dove. Así, se subió al desafío viral con su campaña #RealBeauty.

Aprovechando la moda de jugar a las estatuas en un video, la marca volvió sobre el eje de comunicación que tantos éxitos le trajo y que apunta a promover la belleza real de las mujeres.

En esta propuesta que compartieron en YouTube, maniquíes de «cuerpos irreales» conviven con mujeres inmóviles a su alrededor, quienes los desaprueban porque están lejos de los cuerpos de las mujeres de hoy.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre