En esta última parte del año los paneles de gestión cambian sin pausa. En Takeda Chile, la que se hizo cargo fue Mónica Assef. La ejecutiva reemplaza a Ítalo Zanca Armijo, quien había salido en el primer trimestre del año. Ahora se completa el tablero en la región.

Pocos meses después de que en Takeda Argentina asumiera el austríaco Ben Kubik, también se imprimieron cambios en Takeda Chile. Así se termina de completar el panel de mando para la corpo japonesa.

El cambio se produce asimismo, poco tiempo después de que Adriana Mendez fuera elegida como general manager para la filial de Colombia; y de que José Manuel Caamaño se convirtiera en el número uno de la operación brasileña de Takeda en reemplazo de Renata Campos, quien se puso al frente de la región como presidente de Growth & Emerging Markets Business Unit con base en Singapur. Casi en simultáneo, en Takeda México, se designó al argentino Hernán Porcile como cabeza de la filial hacia mediados de año. Ver artículo Takeda Brasil

Y ahora, la que llegó a la filial chilena de Takeda es Mónica Assef. La ejecutiva formó parte durante los últimos siete años de Sanofi Chile, y desde el 2020 y hasta mediados de este año actuó como gerente general de dicha filial para GenMed. En Takeda, Assef reemplazó a Ítalo Zanca Armijo, quien había salido de la multi durante el primer trimestre del año.

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre