Con un tono de absoluta emoción, Matías Boehringer dirigió ayer unas palabras a la audiencia concentrada en el Museo Nacional de Arte Decorativo.

Allí, los miembros de la compañía, la comunidad médica, autoridades del sector, miembros de la Embajada alemana y periodistas, estuvieron presentes en el festejo de los 50 años de Boehringer Ingelheim en la Argentina.

Las palabras del Dr. Andreas Barrer, vicepresidente de la Junta Directiva y Presidente de la Junta Corporativa de la División Pharma de Investigación, Desarrollo y Medicina estuvieron bien pensadas y dichas en español.

En su alocución recordó a la “Buenos Aires de 1958, cuando era de difícil acceso. En esa época la compañía tuvo la visión y la convicción de instalarse”, dijo.

Y entre tanto alemán se destacó Fabio Capano, el primer argentino a cargo de la filial. La misma, tiene el privilegio de ser desde hace tres años, la cabecera de la unidad regional Latinoamérica.

Después de los discursos los asistentes fueron invitados a escuchar los maravillosos sonidos de la Camerata Bariloche.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre