La irlandesa Allergan, de Actavis, no para. En septiembre adquirió cuatro compañías por un total cercano a los u$s 2.4 mil millones.

El laboratorio Allergan, de la irlandesa Actavis, está con la billetera fresca. En lo que va del mes ya se hizo de cuatro compañías, lo que pone en juego un total cercano a los u$s 2.4 mil millones.

Y aunque no todas las operaciones implican grandes erogaciones, lo que llama la atención es el instinto compulsivo de la firma que está buscando un nuevo rumbo. La que le representó el mayor desembolso fue la compra de la estadounidense Tobira Therapeutics. Para la transacción Allergan puso sobre la mesa u$s 1.6 mil millones y se hizo de la compañía enfocada en terapias para enfermedades del hígado. Ver artículo.

Allergan tomó un nuevo rumbo tras la caída del acuerdo de fusión con Pfizer, que tuvo que dar marcha atrás por una nueva normativa del gobierno norteamericano.

Previo a ello se había quedado con la biofarmacéutica Vitae Pharma, reforzando su pipeline de productos dermatológicos. Por Vitae, la firma irlandesa pagó u$s 639 millones. Ver artículo.

Aunque la saga de compras ya había comenzado el 6 de septiembre, cuando adquirió el total de los activos de la compañía de genoterapia RetroSense Therapeutics por u$s 60 millones. Ver artículo.

La última adquisición, fue la biofarmacéutica Akarna Therapeutics, enfocada en el desarrollo de nóveles moléculas para enfermedades fibrósicas e inflamatorias, por u$s 50 millones. ¿Lo curioso? La compra se dio en el mismo día que la compañía se hizo de Tobira. Ver artículo.

El nuevo rumbo de Allergan toma forma después de que se cayera el acuerdo de fusión con Pfizer. La norteamericana tuvo que recular cuando el gobierno de Estados Unidos dio a conocer cambios en las normativas para las “operaciones inversas”, en las que una compañía adquiere otra más pequeña con el objetivo de “utilizar” su domicilio fiscal. Ver artículo.

allergancompras

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre