El laboratorio nacional Andrómaco va camino al centenario y salió a comunicarlo. Con sus marcas de dermatología a la cabeza hace hincapié en su raíz 100% familiar.

Los laboratorios con historia hacen la diferencia. Y esa es una de las razones por las que las compañías farmacéuticas de largo recorrido siempre quieren marcar la cancha.

Es el caso del nacional Andrómaco que en este 2021 cumple 95 años. A raíz de este acontecimiento, la empresa propiedad de la familia Roviralta, salió a los medios masivos con un anuncio en el que dio a conocer su aniversario.

En el mismo expresó que esta nueva etapa rumbo al centenario «nos ubica entre la compañías de mayor trayectoria en el país y simboliza el férreo compromiso que Laboratorios Andrómaco, empresa familiar 100% nacional, ha asumido con la salud y el cuidado de la piel».

Se señala a su vez, en la firma capitaneada en la actualidad por Francisco Cervo, que «a lo largo de estos años, desde nuestros inicios en 1926 con Glefina, el recordado tónico de aceite de bacalao, hemos logrado formar parte  de la historia de las familias con marcas tan conocidas como Hipoglós, Demaglós, Macril y Aveno«. Afirman que la eficacia terapéutica de sus productos ha motivado la recomendación médica y permitido que generaciones enteras de argentinos las incorporen a sus vidas y hoy las sigan prefiriendo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre