La ANVISA determinó un plazo de 10 días para autorizar las solicitudes de uso de emergencia de vacunas anti COVID-19. Este plazo llega después de que Gran Bretaña, Canadá, Estados Unidos y México hayan avalado el registro express de la vacuna de Pfizer.

En la carrera por la aprobación de las vacunas para hacer frente al coronavirus los organismos reguladores de todo el mundo tienen un rol clave. La norteamericana Pfizer fue la primera en conseguir el visto bueno en Gran Bretaña; en Canadá y en Estados Unidos; mientras que en América Latina el que dio el batacazo fue México por medio de la COFEPRIS. Ver artículo

Y ahora, la ANVISA estableció un plazo de hasta 10 días para tomar una decisión con respecto al uso de emergencia. Ese será el tiempo que tendrá para expedirse sobre cualquiera de las solicitudes presentadas por los laboratorios. Ver comunicado.

Según un informe publicado el sábado 12 de diciembre sobre los avances de las vacunas en ese país, son cuatro las compañías que están realizando ensayos clínicos en Brasil. Las mismas son las norteamericanas Pfizer y Janssen; la británica AstraZeneca; y la china Sinovac -de la que el Instituto Butantan ya inició la producción de su vacuna en este diciembre-. Todas se encuentran en distintas etapas a la espera del registro. Ver informe. Ver artículo.

Por eso, la ANVISA informó que se encuentra trabajando a tiempo completo, con la movilización permanente de todo su personal técnico, para evaluar y decidir, con la celeridad y urgencia que el caso requiere, la solicitud de autorización para uso de emergencia de alguna de las vacunas a los desarrolladores que han presentado los datos y tienen ensayos clínicos en curso en Brasil. Este tiempo incluye a las autorizaciones y licencias de importación; a los proyectos de seguimiento de reacciones adversas; y a las evaluaciones de buenas prácticas de fabricación.

ANVISA: define requisitos vacunas, emergencia

Butantan arranca con vacuna COVID-19

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre