El nacional Bagó encaró tiempo atrás un proceso de transformación tecnológica para aumentar la productividad, la seguridad y la calidad de sus medicamentos. En línea con este objetivo, anunció una inversión de $1.500 millones (u$s 8,7 millones) para la incorporación de tecnología y digitalización industrial.

Con la lupa puesta sobre el impacto que los avances tecnológicos están teniendo en las plataformas productivas, el nacional Laboratorios Bagó encaró un proceso de actualización al que destinará $1.500 millones (u$s 8,7 millones).

Con la incorporación de nuevas tecnologías en los tres sites productivos que la compañía tiene en el país –La Plata, City Bell y La Rioja-, Bagó busca potenciar la eficiencia, la agilidad y la confiabilidad de los procesos industriales.

Por caso, la inversión permitirá aumentar un 40% la capacidad de producción de su planta farmacéutica ubicada en La Plata en los próximos tres años. Hoy allí se elaboran 50 millones de unidades anuales, de las cuales un 15% se exportan a más de 50 países, principalmente en LATAM y Asia.

En el site de La Plata se producen distintas formas farmacéuticas como comprimidos, cápsulas blandas, inyectables, jarabes y soluciones orales, con su línea de antiinflamatorios Dioxaflex; el antiulceroso Ulcozol; y el hipocolesterolemiante Rosuvast como los productos de mayor volumen. Se trata de una planta que está comandada por el gerente de Operaciones, Juan Manuel Apella.

La compañía que tiene a Edgardo Vázquez como gerente general explicó que el proceso de transformación digital que trazó incluye tres etapas. La primera está basada en el fortalecimiento de la infraestructura de sus plantas productivas con actualizaciones y adquisiciones de nuevos equipos de última generación como estuchadoras, blisteras y la compresora de origen alemán recientemente adquiridas.

El segundo tramo está enfocado en la digitalización de los datos generados en cada línea productiva, a efectos de asegurar la trazabilidad y la calidad de la información. La tercera parte del proceso incluye la incorporación de aplicaciones digitales inteligentes que apuntan a completar la integración de la información, hacer más eficiente cada etapa del proceso y permitir la toma de decisiones más asertivas.

«Esta importante inversión en tecnología de vanguardia nos permitirá ser más eficientes y competitivos”, dijo Edgardo Vázquez. Para el ejecutivo, la industria farmacéutica argentina es un sector estratégico de relevancia para el crecimiento y desarrollo del país por lo que es clave la actualización tecnológica permanente.

u$s 1 = $172,23 (Cotización BCRA al jue 24/11/2022)

Bagó: perspectivas y repaso del primer semestre

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre