La consolidación de Celgene, cuya adquisición se terminó de completar en noviembre de 2019, volvió a impactar positivamente en la facturación de BMS. Sus ventas globales saltaron un 71% durante el primer semestre de este 2020 de pandemia.

Los ingresos de la norteamericana Bristol-Myers Squibb registaron un fuerte crecimiento del 71% a u$s 20.910 millones durante el primer semestre de 2020, impulsados principalmente por la incorporación contable de su adquirida Celgene y por las sólidas ventas de su portafolio de productos. Ver press release.

Su blockbuster en el semestre fue Revlimid, que le aportó ingresos por u$s 5.799 con un incremente del 10% frente al mismo período del año anterior. Indicado para mieloma, se trata de una de las marcas que BMS sumó a su cartera tras la compra de Celgene a fines del año pasado, en una operación valuada en unos u$s 74 mil millones. Ver artículo

BMS dijo que espera cerrar el año fiscal en curso con ventas anuales que ubica en el rango de los u$s 40.5/u$s 42.0 mil millones. La norteamericana cerró el 2019 con una facturación global de u$s 26.145 millones. En su presentación, también destacó que espera sumar u$s 20 mil millones adicionales de ingresos durante la segunda mitad de esta década gracias a nuevos lanzamientos.

El segundo lugar en el podio de sus productos más vendidos en la primera mitad del año lo ocupó Eliquis, un anticoagulante que lleva en conjunto con la norteamericana Pfizer, el que contribuyó con ingresos por u$s 4.804 millones y que trepó un 21%. Un escalón más abajo, Opdivo, para cáncer de pulmón, retrocedió un -6% con una facturación de u$S 3.419 millonesVer presentación.

En su informe financiero semestral, BMS dijo que EE.UU. contribuyó con ventas por u$s 13.253 millones, con un fuerte salto del 86% respecto de los ingresos por u$s 7.116 millones reportados en la primera mitad del 2019. En la actualidad, la multi detalló que dicho país le devuelve el 63.4% de su facturación total.

BMS, que en la Argentina está comandada por Juan Diddi desde diciembre de 2018, implementó recientemente algunos cambios en su organigrama. Por caso, eligió a Marcela Baigun como medical head para la región Latam, quien dejó atrás la dirección médica en Argentina y que fue reemplazada por Tamara Rudy. Ver artículo.

A su vez, la multi cerró un deal con el laboratorio argentino Temis Lostaló de la familia Macchiavello, para que la firma nacional volviera a poner en el mercado a su medicamento Questran Light, en base a colestiramina e indicado para hiperlipidemias. El mismo formaba parte de su línea de Cardio y desde noviembre es comercializado en la Argentina por la empresa que tiene al frente a Fabián Martínez Gualco. Ver artículo.

BMS publicó sus resultados semestrales el jueves 06 de agosto a las 08:15 am Argentina.

BMS crece en 2019 con Celgene

BMS completa adquisición de Celgene

BMS avanza 12%, semestre

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre