Desde el comienzo de la pandemia del coronavirus los sanitizantes llegaron para quedarse. A poco del vuelta a clases la norteamericana Clorox y Ayudín se apoyan en las aulas para reposicionar a la marca como un producto que no es privativo del hogar.

Durante el año pasado la norteamericana Clorox salió a ganar terreno con su marca Ayudín de la mano del COVID-19. Y ahora la compañía se apalanca en el regreso escolar para afianzar el nuevo rol de su producto en el mercado. En ese marco la firma implementó la campaña «El Futuro dice ¡Presente!» y lanzó un aviso publicitario.

En el último año fiscal, que cerró en agosto del 2021, la multi de consumo masivo incrementó su facturación en un 9% gracias al boom de demanda de domisanitarios. En ese segmento Ayudín compite con etiquetas como la recientemente ingresada Lysol y con Procenex, ambas de la británica Reckitt; Lysoform, de la norteamericana SC Johnson; y en menor medida con Odex, del nacional Queruclor. Ver artículo Reckitt trae Lysol a la Argentina.

Sin embargo, ahora la compañía quiere ampliar el uso de todo el portfolio a otros ámbitos. Por su parte, a nivel local la empresa está encabezada por Antonio Mosteiro, un ex Mondelez que llegó en junio del 2020, en pleno auge de las lavandinas. Ver artículo Clorox sigue up con lavandinas.  // Ver artículo Clorox: nuevo gerente general.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre