Los niveles de precios siguen siendo un tema eje para la economía. Desde el próximo mes surgirán nuevas tarifas para el gas y la electricidad, a su vez, que se aggiornó la base salarial a efectos de pagar el impuesto a las ganancias. Los alquileres y otros temas, también están en la mira.

En la Argentina, es cada vez más difícil saber el precio real de un producto, en función de la elevada inflación. Ante esta realidad, en Infobae, resalta un informe de Ximena Casas en el que se detalla que los consumidores locales incorporaron la práctica de consultar en plataformas online antes de comprar. Con una inflación promedio superior al 5% cada mes, se subraya que la dificultad para obtener señales de los precios no solo es difícil para el consumidor, sino también para las empresas, que no saben qué precio garantiza una rentabilidad razonable. Ver artículo Infobae. 

En paralelo, la central obrera apoyó la modificación al mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para los salarios de los trabajadores en relación de dependencia. En un artículo de Perfil, Juan Pablo Kavanagh reflejó que la CGT se mostró sin fisuras, con sus tres secretarios generales: Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña, ante el anuncio en cuestión en la Casa Rosada. Ver artículo Perfil.

Por otro lado, el tema de la energía continúa en la mira. En La Nación, Carlos Manzoni consignó que la Secretaría de Energía puso en marcha, hoy sábado, el aumento de las tarifas de gas y electricidad que se pagarán a partir de lo consumido en junio. En el primer caso, el incremento para los usuarios que no tengan tarifa social será de entre 18,55% y 25%, mientras que en la luz serán de 16,53% en promedio. En tanto, en el caso de la electricidad hubo una resolución similar, en la que se consignó que la adecuación de los precios implicará una suba para las empresas productoras de 21,6%. Ver artículo La Nación. 

Asimismo, se dio a conocer que este año habría menos cortes de gas en la industria. Cleris Candelaresi mencionó, en Clarín, que se empiezan a divisar chances de que las empresas no tengan que sufrir cortes que compliquen su rutina de producción debido a que se comenzó a importar 1500 megavatios desde Brasil. Ese swap le permitirá al país devolver la electricidad desde el fin de la primavera, momento en el que no hay que atender un pico de demanda por el frío. Al mismo tiempo, exime de desembolsar ahora los dólares para pagarla. Ver artículo Clarín. 

En relación con los alquileres, debido a los feriados y la complicación económica en ascenso, la modificación de la ley quedó en stand by. A su vez, en IProfesional, Patricio Eleisegui detalló que la normativa vigente sigue acelerando las subas y el cierre de mayo es a puro incremento. Desde CUCICBA, el colegio que integra a los corredores porteños, indicaron que este mes concluirá con un aumento promedio del orden del 54%. También, anticiparon que durante junio se llegará al máximo histórico, al menos, hasta el momento, con un 56%. Ver artículo IProfesional.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre