El gobierno anunció una vez más la extensión de la cuarentena intermitente, esta vez hasta el próximo 11 de octubre. Mientras tanto la Ciudad insiste con el retorno de los alumnos a las aulas y se habilita desde el próximo lunes el funcionamiento de las obras en Capital.

Esta vez, sin la palabra del presidente Alberto Fernández, sino a través de un spot grabado, se anunció que el aislamiento preventivo se extiende por tres semanas más. En un mensaje de apenas dos minutos, difundido por redes sociales, el Poder Ejecutivo indicó que «la curva de contagios en el AMBA es alta pero estable» y aseguró que hoy «el mapa cambió ya que el 49,2% de los casos se dan en las provincias».

Durante el breve anuncio, con una locución en off, se hizo hincapié en tres medidas preventivas para evitar la propagación del virus, a poco del  inicio de la primavera cuando se cumplen 186 días de la cuarentena: «Hay que continuar respetando el distanciamiento social, el uso del barbijo casero y el lavado de manos«, remarcó el spot.

Tras el mensaje grabado, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta dio una conferencia de prensa en la sede de Parque Patricios. «Hace 10 semanas que la curva de la ciudad se mantiene estable pese a ir sumando gradualmente actividades en Capital», comenzó remarcando el funcionario porteño.

Dentro del «Plan Integral de Puesta en Marcha de la Ciudad«, el jefe de gobierno detalló que hoy «funcionan las industrias, los comercios a la calle y los locales gastronómicos. Hoy vamos a dar un nuevo paso, queremos insistir en el regreso a las aulas de los chicos».

En ese sentido remarcó; «la prioridad son los niños que en seis meses no tuvieron contacto con su escuela, también incluimos a los chicos de primer grado y en tercer lugar a aquellos que están en su último año del secundario«.

Con respecto a la gastronomía aseguró que van a sumar nuevos restaurantes para que puedan funcionar, con protocolos. En cuanto a la industria de la construcción desde el lunes podrán volver a funcionar aquellas obras de más de 50.000 m2 y las que están en etapa final. «Los empleadores deberán encargarse del trasporte de los trabajadores«, remarcó.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre