Los argentinos de Diffupar están expandiéndose en la región. La compañía propiedad de la familia Bordoni desembarcó este mes en Chile mediante la conformación una filial propia.

En el país el negocio de los perfumes de lujo se ve golpeado ante la caída del poder adquisitivo. Y en ese contexto, las empresas locales buscan alternativas amplificando su alcance en la región.

Es el caso de la nacional Diffupar, propiedad de la famiilia Bordoni, que durante este mes de mayo desembarcó en Chile mediante la constitución de una filial propia. La idea es a su vez, ir llegando lentamente hacia distintos mercados de habla hispana.

Para este desembarco, la compañía ya designó a Solange Dumay, en el rol de gerente comercial. Se trata de una ejecutiva reclutada desde la brasileña especializada en fragancias, Bright Star Group. Aunque la filial, cuelga de su base argentina comandada por Diego Alier, quien también es el número uno de la cadena de perfumerías Rouge.

En una primera etapa Diffupar Chile operará con las marcas de fragancias y cosmética Lolita Lempicka; Missoni, Atkinsons; Dsquared 2; y Naj Oleari, la que se destaca por su colección de glamorosos beauty box.

Fragancias de lujo: rearmado en la Argentina

 

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre