La biotecnológica Gilead, que en el 2017 adquirió a Kite Pharma, cerró un deal de colaboración con Sangamo, para desarrollar terapias celulares para el tratamiento del cáncer.

La biotecnológica Gilead, tiene todos los cañones apuntados hacia la terapia celular. Casi seis meses después de haber cerrado un megadeal en pos de adquirir a Kite Pharma, la compañía continúa avanzando en este campo. Ver artículo.

Ahora la multi, a través de Kite, firmó un acuerdo de colaboración con la norteamericana Sangamo, para desarrollar terapias celulares de próxima generación para uso autólogo y alogénico en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer. Ver press release.

Bajo los términos del deal, en una primera instancia Gilead desembolsará u$s 150 millones, aunque Sangamo podría recibir hasta u$s 3.000 millones en pagos potenciales.

Sangamo aportará su plataforma de tecnología ZFN -nucleasas con dedos de zinc- para modificar genes. Mientras que Gilead será responsable de todo el desarrollo, fabricación y comercialización de los productos que surjan bajo la colaboración.

Las terapias génicas pasaron al centro de la escena durante el 2017. Fue después de la salida al mercado de Kymriah, de Novartis, en agosto. En octubre llegó Yescarta de Gilead, y en diciembre Luxturna, de Spark Therapeutics se coronó como la tercera. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre