La británica GSK quiere adelantarse a futuros escenarios relacionados con enfermedades infecciosas en los países de bajos ingresos. Anunció una inversión de más de u$s 1.225 millones durante los próximos 10 años, a efectos de acelerar la investigación y el desarrollo destinado a prevenir y tratar la malaria, la tuberculosis, y el HIV.

Las enfermedades infecciosas siempre han estado en el centro de la estrategia de la británica GSK. Y en esta era post pandemia, la multi decidió destinar £ 1.000 millones durante los próximos 10 años. El desembolso será para financiar actividades de I+D destinadas a prevenir y curar enfermedades infecciosas en naciones de bajos ingresos. Ver Press Release.

La iniciativa se centrará en vacunas y medicamentos nuevos y disruptivos para prevenir y tratar la malaria, la tuberculosis, el HIV -a través de ViiV Healthcare-, las enfermedades tropicales desatendidas (NTD) y la resistencia a los antimicrobianos (RAM), que continúan teniendo un efecto devastador en los más vulnerables. Estas, según la inglesa, representan más del 60% de la carga de morbilidad en muchos países de bajos ingresos.

Para cumplir con estos objetivos, GSK ha formado una Unidad de Salud Global. El modelo está diseñado para priorizar la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas en países de bajos ingresos “donde nuestra ciencia puede impactar positivamente la salud de millones en enfermedades con pocas perspectivas de retorno comercial de la inversión”, dijo la multi en un comunicado.

GSK tiene en desarrollo más de 30 posibles vacunas y medicamentos nuevos -incluidos activos preclínicos– en 13 enfermedades infecciosas de alta carga. «Debemos trabajar colectivamente con urgencia para llevar estas innovaciones que pueden salvar vidas a las personas que las necesitan”, dijo Thomas Breuer, director de Salud Global de GSK.

u$s 1 = £ 0,82 (Cotización del 23 de junio del 2022)

GSK compra Affinivax, vacunas

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre