La OMS tomó la iniciativa. El organismo tiene en agenda la autorización de emergencia de distintas vacunas anti COVID-19 con el objetivo de acelerar su llegada a países de bajos ingresos. Se trata de naciones que dependen del aval de la OMS en función de que poseen una limitada capacidad regulatoria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está planeando aprobar varias vacunas contra el COVID-19 en las próximas semanas a fin de promover una implementación más rápida en países de bajos recursos.

De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, un documento interno de COVAX -la iniciativa global de vacunación co-dirigida por la OMS- afirma que la organización tiene planes de expeditar la autorización de uso de emergencia para varias vacunas occidentales y chinas en el corto plazo. Ver nota de Reuters.

La medida surge después de que la OMS criticara fuertemente a los laboratorios multinacionales por priorizar solicitudes de autorización en países ricos, mientras demoran en entregar vacunas a países de bajos ingresos. Ver nota de Bloomberg.

COVAX apunta a administrar al menos 2 mil millones de dosis de vacunas anti COVID-19 en todo el mundo durante este año, incluyendo 1.3 mil millones para las regiones más pobres. Sin embargo, ha enfrentado problemas para asegurar suficientes dosis debido a la escasez de fondos, mientras que las naciones más ricas han reservado grandes volúmenes.

Es de destacar que algunos de los países más pobres dependen de las autorizaciones de la OMS ya que tienen una capacidad regulatoria limitada. Por lo tanto, la entidad pretende acelerar sus propias autorizaciones de uso de emergencia. Por caso, la OMS ya dio el visto bueno para la vacuna Comirnaty, de Pfizer/BioNTech, a finales de diciembre. Ver press release de la OMS.

Ahora según Reuters, un calendario provisorio de aprobaciones de COVAX muestra que el organismo apunta a aprobar la vacuna desarrollada por AstraZeneca y fabricada por el Serum Institute of India (SII) en enero o febrero. A continuación autorizaría la misma vacuna producida en Corea del Sur por SK Bioscience.

Además la OMS buscaría avalar la vacuna de Moderna a finales de febrero; y la de J&J -que todavía no publicó resultados de su estudio de fase III- en mayo o junio. Mientras tanto, los chinos de Sinopharm y Sinovac ya presentaron solicitudes de aprobación a la entidad y podrían recibir una decisión en marzo.

Los responsables del desarrollo de la vacuna Sputnik V de Rusia también han presentado documentación para pedir la autorización de la OMS. Sin embargo, según Reuters, la vacuna todavía no figura en el calendario provisional de COVAX. Argentina fue uno de los primeros países en aprobar dicho producto. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre