Bajo la conducción de la española Belén Garijo, la alemana Merck quiere crecer fuerte en toda la cadena de valor vinculada con el ARNm. Para ello, acaba de concretar la adquisición de la estadounidense Exelead, un CDMO especializado en formulaciones inyectables complejas. Por el deal, pagará u$s 780 millones cash.

La germana Merck firmó un acuerdo definitivo para comprar en u$s 780 millones a Exelead, un CDMO estadounidense con el que planea mejorar su capacidad de fabricación de lípidos y ARNm.

La compañía adquirida se especializa en formulaciones inyectables complejas, incluida la tecnología de administración de fármacos basada en nanopartículas lipídicas (LNP), considerada clave en la terapéutica del ARNm para su uso contra el COVID-19 y muchas otras indicaciones. Ver Press Release.

“Las modalidades novedosas, en particular el ARNm, presentan una oportunidad comercial muy atractiva, ya que los pipelines farmacéuticos y biotecnológicos se basan cada vez más en ellos, más allá de COVID-19”, explicó Belén Garijo, presidenta del board y CEO de Merck. “La adquisición nos permitirá capturar el potencial del mercado de rápido crecimiento de terapias basadas en ARNm”, agregó.

Exelead tiene su central en Indianápolis, Indiana, donde opera su sede de producción, desde la que Merck planea desarrollar esta tecnología. Según su sitio web, el CDMO tiene entre en sus clientes a compañías que distribuyen sus productos en Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela, Bielorrusia, Francia, Alemania, Reino Unido, Kuwait, Bahréin, Omán, Arabia Saudita, Qatar, Irak, Jordania, Libia , Marruecos, Líbano y Emiratos Árabes Unidos. Ver website.

La alemana planea completar la transacción en el primer trimestre de 2022, luego de cumplir con las requeridas autorizaciones regulatorias, así como otras condiciones de cierre habituales.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre