La alemana Merck quiere enfocarse en sus productos innovadores. Para ello, se desprendió de su negocio de Biosimilares, que pasó a manos del alemán Fresenius Kabi.

La alemana Merck se desprendió de su negocio de Biosimilares. Ver press release

¿El comprador? el grupo también alemán Fresenius Kabi, el que realizará un pago inicial de €170 millones. A este monto se le sumará un desembolso de hasta €500 millones por hitos, más regalías sobre ventas futuras.

Este deal se basa en la estrategia de Merck por enfocarse de lleno en su cartera de productos innovadores. Según lo difundieron a través de un comunicado oficial, la venta de este negocio contribuye a «continuar la transformación de Merck en una empresa de ciencia y tecnología».

La planta de Biosimilares está ubicada en la ciudad de Aubonne, en Suiza. Una vez completada la operación -aproximadamente en la segunda mitad del 2017– dicha unidad seguirá operando en el mismo lugar.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre