Las fabricantes de productos de belleza y cosmética le tendrán que buscar la vuelta al momento de reactivarse las operaciones después de las pausas impuestas en la mayoría de los mercados. Los consumidores regresarán reseteados después de las cuarentenas y con una marcada redefinición de sus prioridades en los hábitos de compras.

La cosmética quedó entre las cuerdas en este contexto de coronavirus. Todo el glamour cayó en saco roto ante un escenario en el que los productos no esenciales salieron de la agenda de los consumidores y de la economía.

Así por caso, una de las compañías del sector que sintió el impacto de la pandemia fue la alemana Beiersdorf. En sus resultados trimestrales la multi mostró hoy que su desempeño fue en caída libre. Derrapó un -3.6% en facturación versus el mismo período del año pasadoVer press release.

El negocio más golpeado fue Tesa, que comprende productos autoadhesivos, el que registró un declive del -5.1%. Por debajo quedó la división de Consumo Masivo que también anotó números en rojo, con un desplome del -3.3%, a pesar de que algunos productos y regiones mostraron una buena performanceVer presentación.

El colapso del turismo a nivel global impactó de lleno en varios segmentos. Por caso la que se quedó sin red fue su marca de cosmética La Prairie que derrapó un -35.8% en función de que una cuarta parte de sus ventas provienen del «retail de viajes», particularmente entre turistas chinos. Cabe destacar que el escenario de caída en el sector de Lujo fue una realidad no sólo para Beiersdorf, sino también para otras empresas como L’Oréal que lo reflejó en sus balances. Ver artículo L’Oréal.

Para Beiersdorf, el segmento de lujo con la marca La Prairie fue el más golpeado por el cierre de los aeropuertos y los viajes internacionales. El mismo cayó un -35.8% en ventas. En tanto Nivea también mostró cifras negativas, con un declive del -0.6%, aunque logró sostenerse gracias a los jabones y a las crema de manos.

La pandemia también tocó de cerca al portafolio de protección solar al que recientemente había sumado la línea Coppertone; así como a las ventas de Nivea que cayeron un -0.6%. En tanto, otros segmentos lograron mantener cifras en positivo en un escenario adverso para la cosmética en general. El de Derma, que comprende a las marcas Eucerin y Aquaphor de venta exclusiva en farmacias, marcó un crecimiento del 11.5% en función de que fue el único canal de venta autorizado para operar durante esta pandemia. Por su parte, la unidad de Healthcare trepó un 10.1%.

A pesar de que la compra de Coppertone llegó en un momento en el que los consumidores se abocan más a las cremas para manos que a los protectores solares -tal como referencia Reuters-, la adquisición ayudó al desarrollo de la multi en la región de América, donde anotó un incremento del 10.6%. En esta zona, el mercado norteamericano creció un 1.3%, mientras que América Latina mostró un pico del 18.9%, gracias a la buena performance en Brasil y Chile, seguidos por México. En cambio, las ventas en la Argentina se mantuvieron moderadas debido a la recesión y el impacto negativo de la devaluación en el tipo de cambio. Ver Reuters.

Beiersdorf 2019: crece 4.1%, global

Beiersdorf: resultados parciales, 2019

Coppertone no llega al verano, Arg

Beiersdorf muestra un trimestre freezado. #Cosmética #Beiersdorf #Nivea #ResultadosFinancieros #Pandemia #Cuarentena #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre