Luego de la entrada de inversores norteamericanos y de que la familia Sielecki haya reducido su poder de fuego en la empresa que nació en suelo argentino, la compañía cerró su filial criolla. La sede de Humahuaca quedó desmantelada y cerca de medio centenar de empleados tuvieron su salida. En este enero, incluso Osmotica cambió de nombre a nivel global.

Era la última joyita de la abuela. Pero desafortunadamente para los argentinos, Osmotica, que nació en el riñón, del ex laboratorio Phoenix de la familia Sielecki, ya no tiene entidad en la Argentina.

Se trata de una empresa, que tenía su sede en el porteño barrio de Almagro, sobre la calle Humahuaca, y que rápidamente escaló a nivel internacional, consiguiento el interés de diferentes inversores. Pero tal interés terminó dando por concluido no solo la injerencia de los creadores argentinos, sino que incluso hizo desaparecer su nombre.

Desde hoy, la empresa, se renombró a RVL Pharmaceuticals. Así la firma que hizo punta con sus fórmulas de liberación prolongada, informó que se concentrará en el segmento de la Oftalmología y la Estética. Su gran palanca es la solución oftálmica Upneeq aprobada por la FDA en el 2020. Se trata del primer y único tratamiento indicado para la blefaroptosis, la caída anormal del párpado. Ver Press Release RVL.

Previo a esto, la biofarmacéutica le había puesto punto final a las operaciones de su subsidiaria argentina. En abril de 2021, Osmotica cerró su brazo local e implementó la desvinculación de todo el personal de su filial de Investigación y Desarrollo ubicada en Buenos Aires. “Esta reestructuración está asociada a los planes de la Compañía para reducir gastos y alinear mejor las actividades comerciales con su estrategia”, consignan los estados contables al 30 de septiembre -los últimos disponibles- que el laboratorio presentó ante la SEC. Ver Estados Contables.

Según pudo saber Pharmabiz, hacia el último trimestre del año pasado la multi completó el proceso de baja de la filial argentina ante la ANMAT y el RENPRE. Por esta decisión, Osmotica debió asumir gastos de reestructuración de u$s 4.5 millones. De ellos, u$s 3.2 millones correspondieron a indemnizaciones a empleados y u$s 1.3 millones estuvieron relacionados con la disposición de activos en su subsidiaria porteña.

En la actualidad, constituida como sociedad en Irlanda, gracias a las ventajas fiscales vigentes, la compañía mantiene únicamente plantas fabriles en Marietta, en el estado de Georgia, en los Estados Unidos y también en Hungría. Su actual chairman y CEO es Brian Markison, quien representa a Avista Capital Partners, un fondo de private equity que nació en 2005 de un spin-off de DLJ Merchant Banking. La firma, que se enfoca en invertir y hacer crecer empresas de healthcare, es uno de sus dos principales accionistas.

El otro accionista de peso es Altchem Limited, una compañía con sede en Chipre que en anteriores comunicaciones oficiales a la SEC se identifica como una sociedad holding formada por una familia argentina, que va de suyo es el clan Sielecki. En su momento, Carlos «Calilo» Sielecki y Juan Vergez, el presidente de Osmotica Argentina entre noviembre de 2010 y mayo de 2016, fueron nombrados en el directorio en representación de Altchem.

En octubre de 2018Osmotica cerró una IPO -oferta pública inicial de acciones- en el NASDAQ estadounidense mediante la venta de 7.647.500 acciones ordinarias a u$s 7.00 cada una, en una operación valuada en u$s 53.5 millones. Actualmente la compañía tiene una capitalización bursátil de unos u$s 94.1 millones, menos de la mitad de los u$s 205 millones que exhibía en marzo de 2021.

Un laboratorio de origen argentino con final. Enterate. #Laboratorio #Osmotica #Cierre #LiberaciónProlongada #FamiliaSielecki #Farma #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre