Las farmacias tradicionales están en vilo.

Sucede que suena en el mercado la creación de un nuevo formato de parafarmacias que promete colarse como una estrategia impensada para darle competencia a las farmacias pequeñas y medianas en la provincia de Buenos Aires.

Se trata de algo tan simple como locales especializados en las categorías de belleza y bienestar que contarán con un farmacéutico detrás del mostrador imitando a las tiendas españolas que por supuesto, no expenden medicamentos, ya que el territorio bonaerense tiene bloqueada la apertura de nuevas farmacias bajo su ley 10.606 que data de 1987. Ver normativa.

Es en razón de esta iniciativa que los minoristas de farmacia ya le plantearon su desacuerdo a los gigantes de la dermocosmética L´Oréal, Beiersdorf, Johnson & Johnson y Pierre Fabre.

Son todas empresas que han desarrollado y comercializan algunas de sus líneas exclusivamente en farmacias.

L´Oréal tiene a La Roche Posay y a Vichy encuadradas dentro de su unidad de negocio llamada Cosmética Activa; la alemana Beiersdorf a Eucerin; la norteamericana Johnson & Johnson a Roc y la francesa Pierre Fabre a Avène y a Elancyl, entre otras.

Esta decisión de las empresas de belleza de expandirse hacia otros formatos, es vista por las pequeñas farmacias como una nueva amenaza para su rentabilidad y supervivencia.

Sucede que los minoristas ya han sido testigos de la migración de varias categorías hacia otros canales de comercialización.

Todo se originó cuando la perfumería masiva lentamente comenzó a dispersarse desde los ’90 en manos de supermercados y cadenas de perfumerías.

Más tarde, los formatos conocidos como “pañaleras” que venden descartables para el bebé y otros productos básicos han logrado imponerse en la cabeza del consumidor y desplazar la venta de pañales desde las farmacias.

Otro de los canales que ha cobrado fuerza son las dietéticas. Las mismas están tomando para sí una importante facturación de la mano de los suplementos nutricionales, tinturas madre, y los productos de herboristería.

En definitiva, las farmacias se enfrentan a la paradoja de ser el único formato minorista que ha establecido las barreras de entrada más altas para que un nuevo competidor pueda desembarcar. Sin embargo, diferentes iniciativas la dejan enfrentada a nuevos desafíos y renovados escenarios.

info

 

1 Comentario

  1. Me parece una excelente idea!!! En España están funcionando perfectamente y conviven con las farmacias de manera cordial sin inconvenientes. Si me parece importante que esté manejada por farmacéuticos como en las farmacias.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre