El segmento de los preservativos acusó el impacto de la crisis del COVID-19. La categoría se derrumbó un -30% en ventas durante el segundo trimestre. Fue afectada, según los players del sector, por la falta de vida social y nocturna y, por las relaciones ocasionales limitadas.

Durante el aislamiento obligatorio que comenzó el 20 de marzo y con varios rubros vedados de funcionar, el comportamiento de los distintos sectores de la economía mostró desempeños dispares.

Por caso, los preservativos que estaban habilitados de venderse tanto en farmacias como en kioskos, cayeron un -30% en ventas, según información del mercado. Y esto fue a pesar de las extensas horas ociosas disponibles durante este período de cuarentena.

Consultadas las firmas relevantes del sector, explicaron a Pharmabiz que el retroceso se debió principalmente a la falta de vida social y nocturna por las restricciones en la circulación y las reuniones. A la vez que subrayaron que los hoteles transitorios o de alojamiento cerrados y las relaciones ocasionales limitadas también contribuyeron con esta cifra negativa.

El segmento de los preservativos está liderado por la empresa nacional Buhl, que capta más de la mitad del share con sus marcas Prime y Skyn. Le sigue la local Kopelco, con su etiqueta emblema Tulipán. Otras compañías que compiten son la nacional Edeloro, con MAX y Camaleón; y la mexicana Genomma que comercializa M.

Los preservativos golpeados por el COVID-19. #Preservativos #Condones #Anticonceptivos #COVID-19 #Pandemia #Cuarentena #Prime #Tulipán #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre