La nueva Sanofi-B.I quedó al mando de Richard Leiske. El ejecutivo era el director de OTC de Boehringer Ingelheim para Sudamérica.

El alemán Richard Leiske fue designado en el sillón principal de la nueva Sanofi OTC en San Isidro. Ver artículo relacionado.

El ejecutivo es un histórico de Boehringer Ingelheim. Arrancó trabajando para la compañía en el 2001 como director de Consumer Healthcare en México y, desde el 2014, capitaneaba el negocio de OTC para Sudamérica.

En tanto, Eduardo Forrester consiguió una banca desde este mes como director de marketing. Mientras que, Hernán Solé, quien formaba parte de Sanofi como principal de Maduros y Venta libre, quedó al frente de la dirección comercial.

Leiske, que tuvo que mudarse a la Argentina, de alguna forma «desplazó» a quien estaba como principal local, el argentino Eduardo Forrester, quien creía que era número puesto para este nuevo desafío.

Sin embargo Forrester logró conseguir una banca. Fue designado desde este mes como director de marketing. Mientras que, Hernán Solé, quien ya formaba parte de Sanofi como principal de Maduros y Venta libre, quedó al frente de la dirección comercial.

La empresa de consumo masivo Sanofi-B.I surgió después del swap de activos realizado entre las firmas francesa y alemana.

Tras este acuerdo, Sanofi se quedó con el negocio de venta libre de BI, con Buscapina a la cabeza. También resaltan el multivitamínico Pharmaton, el mucolítico Bisolvon y el laxante Dulcolax.

En tanto, la francesa se desprendió de un paquete de marcas poco significativas. Las de mayor peso son las que le adquirió en el pasado a los locales de Gramón. Resaltan la línea de colirios, Irix; la de antiinflamatorios Ratisalil y la de cuidado de la piel Adermicina.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre