Las oficinas vacías se convirtieron en la cara más corriente de la ciudad en esta era de cuarentena. Los laboratorios que alquilan enfrentan problemas no esperados tales como el caso de los franceses de Servier.

La cuarentena impactó en distintas actividades y rubros y en uno de los que pegó fuerte fue en el del real state. Además de paralizarse casi por completo las compras y los alquileres, también se congelaron las mudanzas.

Y esta situación ya alteró el funcionamiento de algunas compañías del sector, tal como el laboratorio francés Servier, que a estas horas y según pudo saber Pharmabiz, se encuentra rentando dos espacios por duplicado.

La empresa, comandada en la Argentina por Nelson Da Coceiçao, y que hasta el 2018 estuvo localizada en el barrio porteño de Belgrano había elegido oficinas eventuales por medio de Regus, un proveedor de espacios de cowork.

Pero ese era un paso intermedio. En el primer trimestre de este año la compañía tenía previsto desembarcar con nuevas oficinas alquiladas en Avenida del Libertador, en la vieja sede de la alemana Boehringer Ingelheim. Pero la cuarentena complicó los planes. Se trata del Centro Empresarial Libertador, un complejo de 25 pisos, desarrollado por Raghsa y cuya construcción se inició en el 2016.

Fue por eso que la firma redujo la cantidad de espacios alquilados en el emprendimiento de Regus -que se cancelan en dólares– ya que todos sus colaboradores están en modo home office debido al aislamiento obligatorio. Y es que con el contrato cerrado, el laboratorio también está pagando el alquiler de las oficinas a estrenar en Av. del Libertador.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre