La pandemia del COVID-19 generó un derrumbe en las ventas relativas al consumo, y los protectores solares no fueron la excepción. Sin embargo, en este verano la demanda se disparó impulsada por el auge del turismo interno.

En el primer verano donde se dejó atrás la etapa de restricciones duras desde la llegada del coronavirus, los laboratorios y empresas con protectores solares en su haber adelantaban una temporada con números azules. La recuperación del turismo interno, impulsada principalmente por el veto a la compra en cuotas de pasajes al exterior, inclinó indirectamente la balanza a favor de la categoría, luego de un verano que tuvo el corset del coronavirus.

Ante este escenario y para recuperar terreno, las compañías salieron aggiornadas con campañas que ponen de relieve su amplio abanico de presentaciones. Aunque el plato fuerte llega hasta el mes de febrero, cuando se va clausurando la temporada de vacaciones. Luego hay un alargue con la Semana Santa, que tiene lugar durante la primera semana de abril.

En el país, los protectores solares se comercializan mediante una diversificada gama de formatos y precios. Desde las firmas de venta directa que intentan colarse con ciertas referencias y precios accesibles hasta los laboratorios de tradición farmacéutica, pasando por los importadores, que año a año pierden terreno, por las trabas a la hora de ingresar productos desde el exterior. Ver Solares Venta Directa. // Ver Solares Mayoristas.

En la categoría, algunas de las marcas nacionales que sobresalen son Bagóvit, del grupo BagóDermaglós, de Andrómaco. También Rayito de Sol, de SiscomMidermus, de Biosintex; y Villeneuve, de la india Godrej.

Entre las importadas resaltan Nivea Eucerin, de la alemana Beiersdorf; y Hawaiian Tropic y Banana Boat, de la norteamericana Edgewell, las que están representadas mediante la local Buhl. Además compiten La Roche-Posay y Vichy, de la francesa L’Oréal; y Umbrella, que forma parte de la corporación Megalabs.

Mientras tanto, las que vieron mermada su presencia, en función del menguado flujo importador fueron AvèneElancyl Polysianes del grupo francés Pierre Fabre que dejó su portfolio en manos del nacional Sidus.

Además de ello hay que contabilizar a las empresas que brindan servicios de autobronceado artificial tales como Natural Bronze, que cuenta con cerca de 25 sucursales, en distintas ciudades de la Argentina. Y decenas de marcas de nueva generación tales como Sunkiss, nacida bajo el ala de Sebastián Pelella. Ver Empresa. // Ver Sunkiss.

u$s 1 = $111,67 (Cotización BCRA al viernes 11/02/2022).

 

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre