Donald Trump se enamoró de los test de diagnóstico para COVID-19 de Abbott y los puso en la arena pública, subiendo a la marca a un lugar de privilegio entre las decenas de competidores. Sin embargo, ahora ante el diagnóstico de coronavirus, la Casa Blanca no informó con qué marca se testeó el primer mandatario.

Desde que la norteamericana Abbott presentó un device súper rápido para identificar el virus del COVID-19, la administración Trump se convirtió en su mejor y más inesperado vocero. Según The Washington Post, la Casa Blanca ha estado usando el dispositivo para evaluar a los empleados, la mayoría de los cuales dieron negativo. Aunque al cierre de la semana pasada, el presidente y la primera dama llegaron a un positivo. Ver The Washington Post.

El medio periodístico explica que el presidente Trump adoptó diferentes enfoques respecto a las pruebas en los últimos meses. Al principio, dejó la adquisición de tests en manos de gobernadores y alcaldes, y luego trató de llevar los kits de diagnóstico a la población de forma inmediata. Así posteriormente dijo que la razón por la que aumentaba el número de resultados positivos era que Estados Unidos estaba haciendo un sinnúmero de pruebas. En este sentido, la semana pasada el mandatario había anunciado la distribución de 150 millones de tests rápidos de Abbott.  Ver Discurso Donald Trump.

El gobierno de los Estados Unidos había anunciado la distribución de 150 millones de tests de Abbott en el corto plazo. Fue en un evento junto al CEO de la compañía, Robert Ford en el que se resaltó que el device arroja el resultado en 13 minutos o menos.

El artículo de The Washington Post, que lleva la firma de Steven Mufson, pone de relieve que la Casa Blanca no ha revelado qué tipo de device se usó ni cuántos testeos se le realizaron a Trump. Mientras que el médico del presidente norteamericano, Sean Conley, un comandante de la Marina, dijo que se obtuvo la confirmación del diagnóstico mediante un dispositivo PCR aunque no detalló si se trataba del de Abbott, que utiliza un método de amplificación isotérmica.

El ID Now COVID-19 fue aprobado por la FDA el 27 de marzo, una semana después de que se declarara la cuarentena en la Argentina. En ese momento, en realidad lo que recibió el dispositivo que arroja los resultados en 13 minutos o menos, fue una autorización de emergencia. Posteriormente, en el mes de mayo, el organismo regulatorio emitió una advertencia acerca de los posibles falsos negativos. Ver Press Release Abbott. Ver Press Release FDA.

El carácter de uso de emergencia relativo a productos para el COVID-19 tuvo su fecha de arranque en febrero de este año. Aunque este tipo de autorización por parte de la agencia norteamericana ya se había hecho efectiva en el pasado, para otro tipo de realidades sanitarias, tales como el ébola, el ántrax o el zika, entre otras. Ver Uso de Emergencia FDA.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre