La norteamericana de alimentos Kraft quiso comprar a Uniliver, pero tras la negativa del CEO Paul Polman, rápidamente retiró su oferta de u$s 143 mil millones.

La norteamericana de alimentos Kraft Heinz emitió una oferta de compra el viernes pasado, para hacerse de la angloholandesa Unilever, pero rápidamente tuvo que dar marcha atrás.

Dos días después de hacerse pública la oferta, ambas compañías emitieron un escueto comunicado en el que anunciaron que Kraft había acordado «amigablemente retirar su propuesta para combinar ambas empresas». Ver press release.

De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, Kraft, que quería poner sobre la mesa u$s 143 mil millones, tuvo que emprender su retirada luego de que el presidente ejecutivo de Unilever, Paul Polman, desestimó la oferta por no tener méritos estratégicos ni financieros, y pidió que no hubiera más discusiones. Ver artículo.

Por otra parte, según Reuters, la respuesta del gobierno británico ante el posible deal también fue una preocupación para Kraft, luego de que la primera ministra Theresa May señaló que tomaría un enfoque más proactivo en las adquisiciones extranjeras.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre