El grupo GSK se atajó y salió a hacer marketing del NO. Fue para su producto Pervinox del que, según dicen, no contiene ninguna sustancia prohibida por la ANMAT.

La marca de desinfectantes Pervinox, del grupo británico GSK, optó por hacer «marketing del NO».

Tras la decisión de la ANMAT de prohibir ocho sustancias utilizadas en cosméticos y jabones antibacteriales, el laboratorio salió a atajarse. Ver artículo.

En las revistas del fin de semana, se instaló con una campaña publicitaria en la que aclara que sus jabones espuma «NO contienen ninguna de las sustancias prohibidas» por el organismo a través de la disposición 13.832, emitida en diciembre del año pasado.

Pervinox tiene el corazón de sus ventas en el canal hospitalario. Ahora, con esta campaña, sale a posicionar su línea de consumo masivo.

De todas maneras, en la decisión del organismo se dio un plazo de 2 años para que las empresas discontinúen los productos que contengan los populares triclocarbán; y triclosán. También los que estuvieran formulados con cloflucarban; fluorosalan; hexilresorcinol; amiltricresoles secundarios; cloruro de metilbencetonio y oxicloroseno de sodio.

De modo que, aunque los jabones Pervinox hubieran sido fabricados con alguno de estos ingredientes, tendrían tiempo de sobra para adecuarse. La compañía aprovecha la oportunidad, entonces, para reposicionar la marca que cuyo corazón de ventas está en el canal hospitalario.

La decisión de la ANMAT estuvo alineada con la de la FDA, que en septiembre del año pasado prohibió 19 principios activos para jabones marketineados como antisépticos. Ver artículo

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre