El proyecto de la brasileña Eurofarma para fabricar en el país la vacuna Comirnaty, desarrollada por el tandem Pfizer-BioNTech, avanza a buen ritmo. Una delegación de la filial local de la multi estadounidense, con su número uno a la cabeza, visitó recientemente las instalaciones y la estructura que se está preparando para iniciar la producción a partir del 2023.

Al tiempo que el aumento de casos de coronavirus en muchos países del mundo genera cierta preocupación, en la región uno de los proyectos de vacunas latinas anunciados sigue su curso. Se trata del deal que rubricaron el año pasado la estadounidense Pfizer y la brasileña Eurofarma, para producir a nivel local unos 100 millones de dosis anuales de Comirnaty.

Con Marta Diez, presidenta de Pfizer Brasil a la cabeza, un grupo de directivos de la multi visitó recientemente uno de los sites de Eurofarma para revisar de cerca las instalaciones y la estructura que se está alistando para la producción local de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Ver LinkedIn.

«Hemos avanzado mucho, y ya se han llevado a cabo varias etapas de este proceso, desde la firma del acuerdo definitivo entre Pfizer y Eurofarma, a través de actividades de transferencia técnica, instalación de ultracongeladores, así como ajustes de las áreas que están involucradas en el proceso de fabricación», explicó Diez.

La producción de la vacuna en Brasil se espera que comience en 2023. La etapa de fill & finish tendrá lugar en la planta de Itapevi, uno de los cinco sites que Eurofarma tiene en San Pablo y que está enfocado en inyectables. Ver Pfizer: otra con versión latina.

Por medio de este deal, Eurofarma importará el IFA desde las instalaciones en los  Estados Unidos. Según se  detalló en su momento, todas las dosis producidas se distribuirán exclusivamente dentro de América Latina.

Pfizer: otra con versión latina

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre