El popular Botox, ya es propiedad de Abbvie, la compañía que en el país está al mando de Flavio Devoto, quien es también titular de la CAEMe. En este mes de pandemia, la empresa comienza su proceso de integración con el laboratorio Allergan, por ahora de forma 100% virtual.

En este mes de coronavirus, uno de los mega deals del 2019 tuvo su corolario. La adquisición del laboratorio Allergan por parte de la norteamericana Abbvie consiguió finalmente su aprobación regulatoria después de varios avances y retrocesos con la Federal Trade Commission.

Y en la Argentina esta operación tiene su directa repercusión en función de que ambas compañías mantienen su propia infraestructura. El laboratorio Abbvie, con oficinas sobre la porteña calle Butty, emplea a cerca de 200 personas bajo el mando de Flavio Devoto, quien es cabeza de toda la región Sur que comprende también a Chile, Uruguay y Paraguay. El caballito de batalla de la firma siempre fue su «súper producto» Humira, y en este período de pandemia se diferenció con el lanzamiento de Skyrizi para psoriasis.

En tanto, la ahora ex irlandesa Allergan está en el país bajo la dirección de Horacio Vázquez, quien además tiene responsabilidad para un cluster de países que incluye las subsidiarias de Argentina, Chile y Colombia. Todo ello desde el edificio del Rulero en Av. del Libertador, en el que a estas horas sus cerca de 80 empleados están en modo «home office».

El «choque de culturas» es un clásico de las adquisiciones. Sin embargo, esta fusión encuentra a los laboratorios en etapa de cuarentena, lo que amortiguará el impacto de la combinación de áreas y empleados. Abbvie, tiene su sede sobre la calle Butty y Allergan sobre avenida del Libertador. Por el momento seguirán operando en sus respectivas oficinas, aunque paradójicamente, no se está concurriendo a los edificios corporativos.

Oficialmente, y tras un desembolso de u$s 63 mil millones por parte de Abbvie, las empresas dijeron que esperan darle forma a una compañía biofarmacéutica que hará eje en cuatro patas: inmunología, oncohematología, neurociencia y estética. Esta última será bautizada como Allergan Aesthetics y girará en torno al famoso Botox. Ver Press Release

Las dos multis comparten una característica no menor: hasta el momento ninguna adquirió o desarrolló un nuevo medicamento para reemplazar las ventas generadas por sus productos estrella. Abbvie, que resultó de un spin off de Abbott en el 2012, tiene su pata más robusta anclada en el negocio de Inmuno, donde su blockbuster es el biológico Humira que le devuelve el mayor porcentaje de facturación a nivel global. Ver artículo.

Mientras tanto Allergan está centrada principalmente en el mercado de la medicina estética con su archiconocido Botox. El mismo tiene indicaciones tanto cosméticas como terapéuticas y está comenzando a enfrentarse a la competencia de nuevas versiones genéricas. Aunque la multi irlandesa tiene además un portafolio de tratamientos en áreas como Salud Femenina, Anti-infectivos, Gastro, y Sistema Nervioso Central.

La firma sin embargo tuvo que darle lugar a la venta de varios productos durante este año, en pos de conseguir el visto bueno de la Federal Trade Commission-. Así se vio forzada a desprenderse de su molécula brazikumab -que quedó en manos de la británica AstraZeneca-; y de las marcas Zenpep y Viokace, las que fueron adquiridas por la suiza Nestlé. Ver artículo.

Abbvie adquiere Allergan, global

Dos laboratorios se fusionan en pandemia, Argentina. #Abbvie #Allergan #Laboratorios #Adquisición #Pandemia #Cuarentena #Farma #Pharmabiz

Artículo anteriorSiemens con semestre moderado
Artículo siguientePerfumerías abren mañana
Foto del avatar
Fundadora y Directora [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre