Norberto Mañas, titular de la cámara de farmacias ASOFAR, brindó algunas definiciones sobre las recetas digitales. El propietario de la cadena La Santé sostuvo que este sistema llegó para quedarse, pero deberán hacerse algunos ajustes. Además se refirió a los costos fijos que escalan y a los niveles de rentabilidad que se desploman.

El uso de la telemedicina a partir de la pandemia aceleró la adopción de las recetas digitales, que fueron convalidadas a través de la ley 27.553, promulgada el año pasado. Sobre esta tema puso la lupa Norberto Mañas en el marco de la Expo Esencia de Droguería del Sud. Ver artículo.

El número uno de la cadena La Santé y titular de la Asociación de Propietarios de Farmacias Argentinas (ASOFAR) sostuvo que hoy esta modalidad representa una gran carga operativa para las farmacias. Y explicitó además que en realidad no se trata de una receta digital propiamente dicha sino que es una foto de una receta que realizan los profesionales médicos y que las farmacias reciben por email o por WhatsApp. Luego el punto de venta se ve obligado a imprimir la receta y a validarla.

En paralelo, Mañas consignó que lo que está sucediendo en otros países, es que la receta es 100% digital. Y mencionó concretamente a España, Francia, Bélgica, Alemania donde ya ni siquiera existe la receta en papel. La misma se sube a una nube y es validada mediante un código QR. Sin embargo, aclaró que para que todo funcione correctamente debe existir un registro para evitar, por caso, las duplicaciones o débitos desde los prepagos. «Deberíamos empezar a trabajar como sector en la uniformidad de la receta y en que todas las normas operativas confluyan en un sistema similar«, agregó.

Describió, el representante de ASOFAR, que «hoy tenemos entre todas las prepagasobras sociales existentes, distintas formas de validar, lo que complejiza y demora la atención en el punto de venta«. Por otro lado, Mañas se centró en el artículo 2 de la ley, que establece que los medicamentos prescriptos pueden ser dispensados en cualquier farmacia, servicios de farmacia de establecimientos de salud y en toda plataforma de teleasistencia que se utilice.

«Vemos un riesgo en este aspecto, se está trabajando en la reglamentación y esperamos que quede bien claro que esto debe ser dispensado exclusivamente en las farmacias, para que no vaya en contra de la ley del sector«, sentenció el orador en este sentido. Para concluir, Mañas afirmó que el camino de la receta digital será el que va a adoptar todo el sector, pero es fundamental poner cuidado en el control y en la validación. «Así será más simple para médicos, pacientes y farmacias«, opinó.  Ver ley.

«Lo digital de alguna forma vino para quedarse y la pandemia lo único que hizo fue acelerar el tiempo de la digitalización de nuestro sector» remató.

Receta Digital: oficial en Boletín

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre