El nuevo ministro de Salud de Brasil, Luiz Mendetta, quiere pasarle el peine fino a los contratos realizados en los últimos años con los laboratorios, a la vez que someter a auditoría distintos proyectos para la producción de medicamentos.

Ayer, martes 1 de enero, el brasileño Jair Bolsonaro fue investido como el primer mandatario de Brasil. Y junto con él, asumieron sus nuevos cargos distintos funcionarios de gobierno.

Así por caso, el que se puso al frente de Salud fue Luiz Mendetta, quien de acuerdo al diario Folha de São Paulo, quiere pasarle el peine fino a los contratos realizados en los últimos años con los laboratoriosVer artículo.

A su vez, el nuevo ministro pretende someter a auditoría distintos proyectos desarrollados con laboratorios para la producción de medicamentos, y examinar los traspasos de fondos a organizaciones no gubernamentales que trabajan con la salud indígena.

En simultáneo, y según Folha, antes de asumir el titular de la cartera sanitaria pidió la suspensión de gastos de millones de reales en acciones en las redes sociales.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre