México se convirtió en el segundo país de América Latina en autorizar la vacuna de AstraZeneca. Fue cinco días después que la ANMAT, la primera agencia del continente en avalarla. El organismo comandado por Manuel Limeres le puso su sello pocas horas después que Gran Bretaña.

La carrera por la aprobación de vacunas anti COVID-19 no tiene pausa. En este arranque de enero la azteca COFEPRIS le dio su aval para uso de emergencia a la versión de AstraZeneca. Ver comunicado.

El proyecto de AZ y de la Universidad de Oxford en América Latina -excluyendo a Brasil- está financiado por el magnate Carlos Slim a través de la fundación que lleva su nombre. La iniciativa involucra al laboratorio argentino mAbxience, que forma parte del grupo Insud y es propiedad de Hugo Sigman, y que fabrica únicamente el ingrediente activo. La vacuna será terminada en México por el laboratorio Liomont -controlado por la familia Rimoch– y desde allí será distribuida a toda la región.

México había despuntado en América Latina. A principios de diciembre, la COFEPRIS le dio el OK a la vacuna de Pfizer inmediatamente después de que la FDA le concediera una autorización de emergencia.

México salió a aprobar la vacuna detrás de la ANMAT, que rápida de reflejos le levantó el pulgar el mismo día que lo determinó la MHRA, el regulador británico que dio la voz de largada a nivel global. Ver artículo ANMAT aprueba vacuna de AZ.

El punto de partida para la escalada de aprobaciones de la vacuna de AZ fue el 30 de diciembre cuando el Reino Unido autorizó el uso de la vacuna y el gobierno acordó comprar 100 millones de dosis. Ver artículo.

Previamente, el organismo británico había avalado la vacuna de Pfizer, el 2 de diciembre. En tanto, la COFPERIS fue el primer país de América Latina en darle luz verde. Luego le siguieron Chile, Ecuador, y posteriormente la Argentina. Ver artículoVer comunicado COFEPRIS.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre