En un contexto complejo para las industrias debido a la falta de dólares, el Banco Central decidió flexibilizar el cepo cambiario para las empresas farmacéuticas. En paralelo, mientras en el sector de la energía se definen los próximos aumentos, otros sectores, como el de la movilidad y el de las bebidas alcohólicas, enfrentan nuevos desafíos.

La situación económica del país afecta a distintas industrias, y la farmacéutica, no se constituye en una excepción. Y es en función de su singularidad, que el Banco Central decidió flexibilizar el cepo cambiario para las empresas del sector. En La Nación, Sofía Diamante señaló que, según el director ejecutivo de CILFA, Eduardo Franciosi, con esta decisión se preserva la continuidad del abastecimiento estratégico de insumos críticos. Esta medida se da en un contexto en el cual hay ingresos extra de dólares por la suba de los precios de las commodities. Ver artículo La Nación. 

En paralelo, y a pocos días de que se dé comienzo a las audiencias públicas en las que se definirá la implementación de aumentos en las tarifas de gas y electricidad, desde el Estado nacional se apunta a avanzar con la segmentación de los subsidios. En Infobae, Ximena Casas consignó que, según fuentes oficiales, la metodología comenzará a aplicarse a partir de junio, aunque los reajustes pueden demorar algunos meses más. La propuesta es que comiencen a pagar la tarifa plena los titulares con ingresos equivalentes a 3,5 canastas básicas totales. Ver artículo Infobae.

Mientras tanto, sigue en el tapete la provisión y los precios de los neumáticos. De acuerdo al diario Perfil, el gobierno intimó a los fabricantes a transparentar los costos de producción. En un artículo se mencionó que el pedido se dio desde la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Roberto Feletti, porque se observa una presunta aceleración de los precios en los productos finales sin correlación con los costos. Las empresas deberán presentar informes que contengan: los precios de salida de fábrica, los de venta a distribuidores y de realización y los de comercialización, en los últimos doce meses. Ver artículo Perfil.

En otro orden de temas, el negocio de bebidas alcohólicas, específicamente el de la cerveza, enfrenta nuevos desafíos debido a una competencia que cada vez pisa más fuerte en el mercado: los Hard Seltzer. En Clarín, Damián Kantor detalló que estos son tragos listos para consumir y que, si bien la tendencia es incipiente, es muy clara en el sector. La pionera en la Argentina fue el grupo Cepas, que a inicios de los 90 lanzó Pronto Shake y posteriormente Dr. Lemmondos marcas que siguen vigentes. La movida fue sumando jugadores, entre ellos los dos grandes grupos cerveceros: Ab Inbey y CCU. Ver artículo Clarín. 

En el sector del transporte, en tanto, surgen cada vez más competidores. En BAE Negocios, Gustavo Grimaldi se refirió a una nueva aplicación llamada «inDriver». Se trata de una compañía, fundada en el año 2013 en Rusia, que ofrece una particularidad: permitirá que pasajeros y conductores acuerden la tarifa del viaje, sin intermediarios ni algoritmos preestablecidos, en cuestión de segundos. La app ya cuenta con más de 120 millones de descargas y una comunidad de 100 millones de personas. Ver artículo BAE Negocios.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre