El diario La Nación compró las megaoficinas del emblemático edificio de farma en San Isidro. La transacción se cerrará por u$s 9.2 millones.

En una jugada inesperada, el diario de los Mitre adquirió el emblemático predio de la firma nacional HLB Pharma, ubicado en San Isidro.

Según pudo saber Pharmabiz, la compañía desembolsará u$s 9.2 millones. Aunque según datos comprobados la empresa editorial ya adelantó u$s 612 mil para hacerse de la central corporativa que perteneciera al laboratorio Sanofi.

Antes de esta operación ya se había vendido una parte del predio al inversor Juan Gancedo por u$s 6.1 millones. La idea es desarrollar un barrio cerrado en consonancia con la arquitectura del lugar.

La firma presidida por Hernán López Bernabó, con este flujo de caja, lo que intenta es sanear en parte la deuda que mantiene en nombre de su compañía, la que está en convocatoria de acreedores. Según fuentes seguras, el trámite de escrituración se podría firmar en los próximos 10 días. Ver artículo.

Con lo recaudado por la venta del inmueble, la empresa espera cancelar $10.5 millones, los que serán destinados a los acreedores privilegiados. Aunque esto no será suficiente. Todavía le quedará un remanente de $66.9 millones en concepto de deuda.

Con lo recaudado por la venta a La Nación, Hernán López Bernabó pagará las deudas al personal de la compañía, y desvinculará a un equipo de 15 agentes de propaganda médica.

Y aunque las acreencias pendientes parezcan significativas, la empresa explicó antes la jueza María José Gigy Traynor, que desde que fue homologada su propuesta de pagos en el estrado judicial, HLB logró reducir su deuda a la mitad. De un stock inicial de $165.7 millones en rojo, ya logró cubrir $88.2 millones.

Ahora con la venta del edificio al diario La Nación, además de saldar parte de sus deudas, HLB Pharma tomó la determinación de darle un cierre final a su línea general de medicamentos, según pudo saber este medio. Esto implica en simultáneo desvincular al total de su equipo de agentes de propaganda médica.

Al igual que la nacional Roux Ocefa, HLB también transita por una convocatoria de acreedores. El proceso de esta última fue abierto en 2014, mientras que el de Roux tiene apenas dos meses de vida.

De todas maneras, la transacción a punto de sellarse con La Nación, no ha sido la única. Previo a esta operación, el laboratorio ya se había desprendido de otros activos inmobiliarios. Claro que debió contar con la pertinente autorización judicial en función de que transita su proceso de convocatoria de acreedores.

Fue para deshacerse de 43 mil metros cuadrados ubicados en la parte trasera de su mega predio en San Isidro. Fuentes acreditadas explicaron a Pharmabiz que el comprador fue Juan Felipe Gancedo, un inversor del palo del real estate, quien adquirió dichos terrenos para desarrollar un emprendimiento inmobiliario, posiblemente un barrio cerrado. De modo que hasta el momento, con las dos operaciones, el laboratorio nacional ya recaudó u$s 15 millones.

Por el momento HLB Pharma se concentrará en la manufactura de líneas a terceros. Siguen anotados en la lista los nacionales de Raffo y Craveri, y los franceses de Sanofi, entre otros.

Cuando el diario La Nación haya finalizado la operación, el staff administrativo de HLB Pharma, -cerca de 20 empleados-, que al momento funcionaba en su edificio vendido, se mudará a un nuevo sector de oficinas que lindará con la planta de manufactura que todavía conserva la firma nacional. La misma está ubicada en los alrededores del mencionado predio.

Actualmente, en la planta de HLB sólo se está manteniendo la producción a terceros. El laboratorio le fabrica a los franceses de Sanofi; a los nacionales de Raffo, Montpellier Craveri; a los alemanes de Boehringer Ingelheim; y a LKM, propiedad de un fondo de inversión.

El laboratorio fundado por Hernán López Bernabó ya va por su tercer año desde que inició su proceso de convocatoria de acreedores. Transita un proceso similar al nacional Roux Ocefa, aunque el trámite de este último lleva tan sólo dos meses. Ver artículo.

Por su parte la compañía de los Mitre, según pudo saber este medio, destinará el edificio a un emprendimiento inmobiliario. El mismo no sería utilizado para instalar sus propias oficinas. De hecho la compañía ya realizó una mega mudanza tres años atrás. Ver artículo.

lanacion01

1 Comentario

  1. Una pena que una planta tan extraordinaria como lo fue Hoechst en primer lugar y luego tras las diferentes fusiones hasta llegar a Sanofi – Aventis Pharma, termine en un barrio privado. Los mejores 15 años de mi vida laboral los he pasado junto a Hoechst Argentina y en las diferentes empresas del holding hasta terminar en Aventis Pharma. La venta a HLB, lo dije en su momento, fue un error, 11 años después la realidad me demostró que no estaba equivocado.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre