A poco de renovar las autoridades, con la intención de sumar a gremios disidentes como Camioneros y la CTA, la cúpula de la Confederación General del Trabajo se reunió con el Presidente de la Nación para repasar temas de la agenda gremial y política.

Hoy lunes por la tarde, el presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a una delegación de la CGT conformada por Héctor Daer; Carlos Acuña; Andrés Rodríguez; Gerardo Martínez; Armando Cavalieri; José Luis Lingieri; Antonio Caló; Rodolfo Daer; Noemí Ruiz; Roberto Fernández, Víctor Santa María, y otros.

Junto al Jefe de Estado, en representación del Ejecutivo Nacional, estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicejefa Cecilia Todesca, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

Terminado el cónclave, Daer respondió a las preguntas de los perioditas acreditados en la Casa de Gobierno. El cotitular cegetista afirmó que el primer mandatario «volvió a ratificar que desea la unificación total del movimiento obrero. Estamos en ese camino y vamos a intentarlo”, en referencia al calendario electoral acordado y los movimientos del moyanismo, que el último sábado confirmó la intención de participar del proceso eleccionario de la principal central de trabajadores del país.

También se hizo explícito el apoyo al oficialismo en el marco de las elecciones primarias del 12 de septiembre. En este sentido el titular Sindicato de Trabajadores de la Sanidad afirmó: “venimos acompañando este proyecto y en estas elecciones tenemos que profundizar el debate en la sociedad para defender el rumbo de transformación social y así intentar achicar las desigualdades”.  Ver artículo Mundo Gremial.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre