Mientras la pandemia del COVID-19 sigue en la agenda de los laboratorios, la británica GSK puso el foco en la meningitis. En un evento online que se llevó a cabo hoy, distintos oradores se enfocaron en la meta que presentó en vivo la OMS para ponerle fin a esta enfermedad hacia el 2030.

No todo es coronavirus para las multis de farma. Ni siquiera para las que operan en el negocio de Vacunas. Por caso, GSK puso la lupa en la meningitis y su status en la Argentina.

La compañía organizó una jornada virtual que se llevó a cabo hoy por la mañana, en la que profesionales de la especialidad hicieron foco en la hoja de ruta que lanzó la Organización Mundial de la Salud (OMS), con una transmisión en vivo con voceros de entidades de distintos países.

La iniciativa apunta a ponerle fin a la meningitis tanto a nivel global como local, hacia el 2030. En el panel del meeting online participaron incluso una paciente y su madre para hablar del caso personal de Paloma López Fabián, quien contrajo meningitis en 2003. También estuvieron presentes María Seoane, directora Médica de Vacunas para el Cono Sur de GSK Biological; y Eduardo López, infectólogo pediatra. Por su parte, María Girola, gerente de Comunicaciones de GSK Argentina y Cono Sur tuvo a su cargo la moderación de las preguntas de la audiencia.

Según los oradores, la estrategia para terminar con la enfermedad debe estar articulada entre actores privados y públicos, para profundizar la vacunación en la Argentina y el acceso a las dosis necesarias para prevenir de manera temprana la meningitis. Sin embargo, durante el 2020 se redujo un 30% la cantidad de personas que se vacunan, en gran medida como consecuencia al temor de contagiarse COVID-19 en hospitales, de acuerdo con lo expresado por López. Ver documento Estrategia de vacunación en Argentina.

Según se explicó, la hoja de ruta mundial «Poner fin a la meningitis para 2030» es el primer intento establecido en conjunto por 194 países para ponerle un stop a una enfermedad que es prevenible mediante la vacunación. Se afirma que «derrotar a la meningitis bacteriana es posible si todos los gobiernos se comprometen con ello, incluso los de los países desarrollados«. Y se agregó que «todos los gobiernos pueden hacer importantes aportes para hacer un mundo libre de meningitis, especialmente mediante el acceso universal a las vacunas«. Ver Press Release.

En tanto, los objetivos planteados de cara a los próximos nueve años tienen que ver con: eliminar la pandemia de la meningitis bacteriana; reducir un 50% los casos de meningitis bacteriana prevenible por las vacunas; limitar las muertes un 70% y mejorar la calidad de vida después de cualquier secuela.

En este negocio, la británica GSK pisa fuerte con dos vacunas en su portafolio. Son la tetravalente conjugada Menveo; y Bexsero, para meningitis tipo B. En el primer semestre de este 2021, su unidad de vacunas se mostró empatada en ventas frente al mismo período del 2020, con ingresos por £2.795 millones. Sin embargo su cartera de vacunas para la meningitis avanzó un 12% en facturación. Ver «GSK cae con Consumer Healthcare, resultados». 

A nivel local, la compañía está moviendo sus fichas. Recientemente Jorge Arévalo, quien era número uno para Argentina y Uruguay, cerró su ciclo a fin de asumir un rol en México. Por el momento lo reemplaza de forma interina el argentino Santiago Pompei, quien deberá hacerse cargo del proyecto de mudanza al barrio de Núñez, que la multi tiene planeado para el 2022. Allí operarán sus divisiones de Vacunas, Enfermedades Raras y HIV, que quedaron combinadas en el brazo de Biotech bajo la batuta de Pablo Galeazzi; y también tendrá su sede el incipiente negocio de OncoVer «GSK cambia cabeza en Argentina».

GSK cae con Consumer Healthcare, resultados

GSK cambia cabeza en Argentina

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre