La industria cosmética creó una nueva categoría. Es la bautizada «detox«, que apunta a desintoxicar el cabello. Compiten Tressemé, Elvive y Sedal

La guerra está declarada. La angloholandesa Unilever y la francesa L’Oréal salieron, casi en simultáneo, a posicionar sus líneas de tratamiento «desintoxicantes» y orientadas al cuidado del cabello.

La nueva categoría, que promete purificación y nutrición capilar, sale a la escena en consonancia con el auge de las dietas detox, las que están en la cresta de la ola.

La que dio el puntapié inicial fue Tressemé, que ancló su comunicación en las pasarelas. En la publicidad de su línea Detox Capilar dice que es la «elegida» por los estilistas para resaltar que sus productos brindan «resultados de salón».

Detrás, apareció L’Oréal con su línea Elvive Detox. Eligió como protagonista de su comercial a Oriana Sabatini, la hija de la actriz Catherine Fulop. El objetivo: llegar a las generaciones más jóvenes, un público que le es esquivo. Sin embargo, con esa elección le está subiendo bastante el precio. Ver artículo.

Por último Sedal, lanzó su fórmula Sedal Pureza Detox. En la campaña para TV ofrece un 25% de descuento al consumidor. Al mismo lo denominó oferta lanzamiento. Sin embargo, se trata de un claim tramposo, ya que al ser un producto que recién sale al mercado, no tiene un precio de referencia, y por tanto el consumidor no puede chequear si tal descuento es real.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre