La danesa Lundbeck sigue recortando. Ahora le llegó el telegrama a todos los directores de la filial local. Se trata de una saga que comenzó tres meses atrás

El laboratorio europeo Lundbeck sigue pasando la tijera por su filial local. Ahora le tocó el turno a todas las posiciones con nivel de dirección que operaban desde las oficinas de Argentina.

¿Los desvinculados del mes? el gerente Comercial Gustavo Cuadra; el director de Administración y Finanzas, Enrique Alba Valle; la directora de Recursos Humanos, Florencia Salinas; la directora de Asuntos Regulatorios, Marcela Rosenfeld; y el gerente de Capacitación, Javier Zacagnino.

El trimestre anterior, la multi había desvinculado a su CEO local Alberto Weder. Desaperecieron también las funciones de alcance regional.

Aunque en realidad se trata de una secuencia que comenzó tres meses atrás. Fue cuando el telegrama le llegó al ex CEO Alberto Weder. Ver artículo.

En ese momento, el que había quedado al frente de la filial de forma interina fue el ahora desvinculado Alba Valle. Sin embargo, este ejecutivo junto con la ex directora de Recursos Humanos, continuarán en el rol de externos, abocados a la búsqueda del nuevo CEO local.

Las razones del achique se encuentran en Dinamarca. La casa matriz comandada por Kåre Schultz determinó una reestructuración global la que fue dada a conocer en agosto de 2015. Ver press release.

Toda la movida está bajo el paraguas de Kåre Schultz, el CEO global que inició el proceso de reestructuración global.

Claro que en la Argentina el recorte tuvo un impacto más que visible. Con este ajuste, la filial local quedó minimizada a cerca de 25 personas. En función de esto, no se descarta que sus oficinas de San Isidro le queden grandes y tenga que buscar una nueva sede.

En esta reducción, Chile también resultó ser de la partida. Desvincularon al argentino Gonzalo Castro, quien actuaba como gerente general desde hace dos años. A su vez la estructura chilena también está atravesando un proceso similar al de Argentina.

Los recortes de Lundbeck muestran que el «pacto antidespidos» de Macri no fue muy efectivo. También hubo recortes en el caso de AZ y Biogen.

De todas maneras y a pesar del ajuste, ahora el equipo local está con todas las fichas puestas en su antidepresivo Brintellix. Se trata de su producto estrella que fue lanzado en Argentina en mayo del año pasado.

Con esta tanda de telegramas, Lundbeck se une a la ola de recortes a la que no le llegó el efecto del «pacto antidespidos». A pesar del acuerdo entre el presidente Macri y el sector empresario, los daneses se suman a las otras empresas de farma que también sintieron el impacto. Fue el caso de AZ en donde la anglosueca redujo su staff en casi un centenar de personasVer artículo.

También sucedió con Biogen que en mayo achicó su estructura en la Argentina e incluso comenzaron a sonar rumores acerca de la posibilidad de que la firma podría retirarse del país. Ver artículo.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre