El delicado estado de salud de Carlos Mayotti le agrega más incertidumbre al futuro del laboratorio Phoenix. Hasta que pase a fin de año a manos de su nuevo propietario nacional, la compañía se quedó sin timón.

El CEO del por ahora británico laboratorio Phoenix, Carlos Mayotti, fue internado la semana pasada en función de un repentino infarto, que exigió la colocación de un stent.

Según pudo saber Pharmabiz, ahora el ejecutivo ya está mejor de salud pero claro, fuera de la compañía y sin cumplir funciones para el grupo GSK.

A pocos días de que la firma pase a manos nacionales, este dato le agrega más incertidumbre al destino de este laboratorio que supo liderar los rankings de ventas locales.

Pero Phoenix termina una etapa en GSK con una abrupta evolución negativa en el mercado y sus nuevos dueños Daniel SieleckiHugo Sigman y Luis Gold quieren poner las barbas en remojo. Ver artículo

La gran pregunta es si la salud de Mayotti seguirá férrea para continuar su tercer mandato en Phoenix. El primero fue como director comercial bajo las órdenes de Daniel Sielecki y cuando el laboratorio fue nacional, luego como gerente general en GSK, y desde diciembre nuevamente como CEO, bajo accionistas argentinos.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre