El ex CEO local de AstraZeneca, Gustavo Mizraje, ya se sentó en un nuevo escritorio. Se convirtió en el gerente general del laboratorio nacional Bernabó.

Este fin de año encuentra a la industria farmacéutica con múltiples nombramientos a cargo de sus timones principales. Pharmabiz ya reportó las designaciones de nuevos CEOs locales en Ferring, Servier, Droguería del Sud, y San-Up.

Y ahora se suma un nuevo cambio. Se trata del protagonizado por el ex CEO local de AstraZeneca, Gustavo Mizraje. Tras su salida de la firma británica luego de una controvertida gestión que duró tan solo un año y medio, el ejecutivo ya se sentó en un nuevo escritorio. Ver artículo.

La compañía, que es conducida con el brazo férreo de la familia Breitman, tendrá un gerente general después de tres años. La gran pregunta es cuánto durará su ciclo.

Mizraje asumió ayer, lunes 6 de noviembre, como gerente general del laboratorio nacional Bernabó, una firma perteneciente a la familia Breitman.

Aunque la gran pregunta es de cuán largo plazo será su estadía en una compañía en la que los ejecutivos claves se caracterizan por sobrevolar después de acotadas gestiones. Esto es en función de la férrea injerencia de la familia propietaria.

De hecho, Mizraje reemplaza a Paulo Etcheverry un gerente general que actuó por apenas un semestre, y que luego de su salida en abril de 2014, no encontró reemplazo.

Resulta interesante también entender la razón por la que los Breitman pusieron el ojo en este candidato. Mizraje entró a AstraZeneca con la misión de reducir significativamente el brazo local. Y quizás esa veta consistente en asumir misiones difíciles sea la que pudo definir su elección.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre