El Ministerio de Salud, a través de su Dirección Nacional de Registro, Fiscalización y Sanidad de Fronteras sancionó con una multa de $8 mil a la farmacia porteña San Eduardo, ubicada en Ramallo 1795 a solo una cuadra de la filial argentina del laboratorio Novartis, en el barrio de Núñez.

La sanción fue por haber transgredido diferentes artículos de la Ley 17.565.

La multa fue por haber violado el artículo 18 así como los 9 y 14 del Decreto Nº 7123/68, reglamentario de la misma.

La farmacia San Eduardo fue multada por haber transgredido las normas vigentes para el expendio de drogas, medicamentos o especialidades medicinales.

Se sobreentiende que la sanción fue por haber vendido sin la correspondiente receta ya que el artículo 9 dice que “el expendio puede ser bajo receta archivada; bajo receta o venta libre. El farmacéutico deberá conservar las recetas correspondientes, durante un plazo no menor de dos años, después del cual podrá destruirlas”.

Además incurrió en la incorrecta habilitación para el ejercicio de la farmacia. El artículo 14 afirma que una farmacia puede ser autorizada cuando la propiedad sea de profesionales habilitados, de sociedades de responsabilidad limitada o sociedades colectivas, de sociedades encomanditas o de entidades de bien público.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre