El sector de farma podría ser testigo de un nuevo split de negocios protagonizado por la suiza Novartis. El grupo, que tiene a Vasant Narasimhan como CEO global, dijo que está estudiando distintas alternativas para maximizar el valor de Sandoz, entre ellas, la de convertirla en una compañía independiente.

La suiza Novartis podría seguir los pasos que recientemente dio la norteamericana MSD y escindir su negocio de genéricos y biosimilares, concentrado en Sandoz. El grupo admitió esta posibilidad en la presentación de sus resultados trimestrales al 30 de septiembre.

«Novartis ha iniciado una revisión estratégica de Sandoz. Se explorarán todas las opciones, que van desde la retención del negocio hasta la separación, con el fin de determinar la mejor manera de maximizar el valor para nuestros accionistas«, remarcó la compañía. Ver press release.

El grupo helvético detalló que estima completar el análisis de su estrategia en los próximos meses. La separación de unidades de negocios en compañías independientes tiene varios antecedentes recientes en el sector, incluso el caso de Novartis que en el 2019 escindió a Alcon, su división de Cuidado Ocular. Ver «Alcon después del spin-off».

A su vez, la estadounidense MSD concretó este año el spin-off que dio nacimiento a Organon, la compañía en la que concentró su negocio de Biosimilares y de Salud Femenina. Por su parte, Pfizer fusionó su filial Upjohn con Mylan, operación de la que surgió Viatris. En tanto, algunos fondos accionistas de la británica GSK, muy críticos de la actual gestión de su directora ejecutiva Emma Walmsey, han propuesto públicamente dividir a la empresa en dos para generar mayor valor.  Ver «Organon surge tras spin off de MSD»./ Ver «Pfizer completó Merger, nace Viatris»./ Ver «GSK en pica con fondo Elliot».

En el último tiempo, Sandoz fue sumando nuevas etiquetas a su portafolio, el que además de genéricos incluye también biosimilares. Por caso, acaba de cerrar un acuerdo con Bio-Thera para comercializar un bioequivalente del oncológico Avastin, de Roche, cuando el mismo obtenga el OK. También resalta en su pipeline un competidor para Eylea, el exitoso oftalmológico de Bayer. Ver press release.

El brazo de genéricos del grupo Novartis quiere consolidarse asimismo como un jugador de peso a nivel mundial en el segmento de antibióticos. Este año se hizo del negocio de cefalosporínicos de la británica GSK. El deal, que implicó un desembolso de hasta u$s 500 millones, incluye los derechos globales de Fortum, que en el país se encuentra licenciado al nacional EleaVer «Sandoz compra antibióticos de GSK».

Con sede en Basilea (Suiza), Novartis nació en 1996 como producto de la fusión de los laboratorios locales Ciba-Geigy y Sandoz. Al frente del brazo de genéricos de la multi en el país está el argentino Roberto Dormal, quien se desempeña como general manager de Sandoz.

Sandoz completa compra de marcas a GSK

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre