Cinco empresas se pusieron en carrera a fin de proveerle al Estado tests de sangre oculta en materia fecal. Esto se inscribe en una licitación privada que fue solicitada por el Instituto Nacional del Cáncer.

El Ministerio de Salud de la Nación abrió hoy martes 17 de enero una nueva licitación privada. La misma fue solicitada por el Instituto Nacional del Cáncer y tiene destinado un presupuesto inicial de $17.334.000 (u$s 91.4 mil). Ver Licitación.

El proceso apunta específicamente a la adquisición de 100 mil tests inmunoquímicos para la determinación cualitativa de sangre humana oculta en materia fecal. Las partidas deberán estar presentadas en cajas de hasta 25 determinaciones y estarán dirigidas a brindar cobertura del test de tamizaje de cáncer colorrectal TiSOMF para la población de entre 50 y 75 años, sin antecedentes ni síntomas, en las provincias y efectores adheridos al Programa Nacional de Prevención y Detección temprana del Cáncer Colorrectal, PNCCR, cuyo fin es detectar tempranamente las lesiones precancerosas y reducir su incidencia y mortalidad en todo el país. Ver Pliego / Ver Llamado.

De acuerdo al desglose realizado por el equipo de Pharmabiz, a la compulsa se inscribió un quinteto de empresas. La que presentó el precio unitario más conveniente fue la porteña Montebio. De resultar elegida, la firma podría percibir ingresos por $19.5 millones (u$s 103.3 mil) por las 100 mil determinaciones, de las cuales no se precisa marca aunque sí se aclara que, para su uso, no se requiere realizar una dieta previa. Ver Cuadro Comparativo.

En orden, el segundo mejor precio unitario fue el de la norteamericana Abbott, que por medio de su división de Diagnóstica cotizó un total de $26.9 millones (u$s 141.9 mil). Fue por su prueba rápida de un solo paso para la detección cualitativa de sangre Abon Fob, la cual sería presentada en 4.000 cajas de 25 unidades cada una.

En tercer lugar, le sigue la nacional Bioars, con la marca Certest Biotec. La empresa ofertó 5.000 kits, conformados cada uno por 20 determinaciones en equipo inmunocromatográfico de un solo paso para la determinación semi-cuantitativa de hemoglobina humana, por un monto de $32.4 millones (u$s 170.9 mil). Luego surge la nacional Cromoion, comandada por Oscar García, que se registró con el inmunoensayo de flujo lateral rápido CTK Biotech. La compañía cotizó 4.000 cajas integradas por 25 unidades cada una a $38.9 millones (u$s 205.1 mil).

El listado se completa con Rosana M. Pollero, que presentó el precio unitario más caro. Se anotó con una prueba de inmunoensayo cromatográfico de la cual no especifica marca, útil para el diagnóstico de cáncer o pólipos en el colón o en el recto. De resultar adjudicataria, podría percibir $83.4 millones (u$s 439.7 mil).

De acuerdo al pliego, los tests tendrán que ser entregados en la sede del Correo Argentino -el operador logístico del Programa Remediar– en Tortuguitas. Todo deberá ser efectuado en dos tandas: la primera, por 60 mil tests, dentro de los primeros 45 días hábiles; y la segunda, por los 40 mil unidades restantes, dentro de los 180 días hábiles, contabilizados a partir del perfeccionamiento de la orden de compra.

Esta no es la primera vez que el Estado adquiere este tipo de productos. En septiembre del 2021, la cartera sanitaria adjudicó una licitación por 70 mil determinaciones de kits descartables. En aquel momento, Abbott resultó adjudicataria por un monto de u$s 88.9 mil -con impuestos incluidos-. Ver Artículo.

u$s 1 = $189,65 (Cotización al mar 17/01/2023 – acto de apertura)

Abbott gana licitación pública, adjudicado

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre