Las británicas GSK y Reckitt quedaron en la recta final para adquirir el negocio de OTC de Pfizer. Mientras que Sanofi, Nestlé y J&J se bajaron de la carrera.

Las británicas GSK y Reckitt Benckiser quedaron como favoritas para hacerse del negocio de OTC de la norteamericana Pfizer.

De acuerdo a la agencia de noticias Bloomberg, las compañías fueron las únicas que presentaron ofertas no vinculantes antes del deadline, que se concretó el jueves 1 de febero. Ver artículo.

En tanto, otras firmas que figuraban como posibles compradores se bajaron de la carrera. Por caso, la francesa Sanofi; la suiza Nestlé; y la norteamericana J&J, finalmente decidieron no hacer ofertas.

El negocio, que a nivel local comprende las marcas Centrum, Stresstabs, Dristan, Caltrate, y ChapStick, podría rondar los u$s 15 o u$s 20 mil millones.

Según Bloomberg, Pfizer planea abrir una sala de datos para que GSK y Reckitt inicien un proceso de due diligence, antes de presentar las ofertas finales en las próximas semanas para un negocio que podría rondar los u$s 15 o u$s 20 mil millones.

De concretarse, arrastraría a marcas que operan en la Argentina: los multivitamínicos Centrum Stresstabs; el descongestivo Dristan; el suplemento de calcio Caltrate; y la manteca de cacao ChapStick. No queda claro por el momento, si el analgésico Ibupirac sería de la partida.

Reckitt está buscando pisar más fuerte en el segmento de Healthcare, incluso en el 2017 le dio un volantazo a su negocio y adquirió a la compañía de fórmulas infantiles, Mead Johnson. En tanto, GSK había dicho en octubre que miraría cuidadosamente estos activos de Pfizer, aunque su principal prioridad de inversión es reforzar los medicamentos de prescription. Ver artículo.  Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre